Los 3 mejores libros de Abdulrazak Gurnah

El premio Nobel de Literatura 2021 ha bendecido a un autor tanzano como Gurnah por encima de los más recalcitrantes candidatos como Murakami o un Javier Marías que ya empieza también a aparecer en quinielas para el Nobel de Literatura de cada año, con ese mal augurio que no pocas veces acompaña a quienes acaban postulados para el galardón.

La cuestión es que lo de Abdulrazak Gurnah tiene su explicación. De hecho cualquier ganador tiene su motivación desde que Dylan se alzó con el más prestigioso galardón de las letras mundiales. No quiero ser malo, lo cierto es que precisamente en esa exposición de motivos que suele acompañar cada reconocimiento, como un haiku que ensalza los valores del escritor de turno, tienen cabida justificaciones del tipo: «por la tangible sensación del alma en las narraciones del autor» o «destacando la primorosa caracterización de intensa humanidad de los personajes…».

En el caso de Gurnah los tiros van por esa labor cronística de los efectos y consecuencias de la colonización. Todo desde un prisma intrahistórico que carga de empatía todas y cada una de las miradas. Y cierto que Gurnah consigue transmitir esa perspectiva desde los ojos de sus personajes. Así es como se consigue la literatura con mayúsculas, haciendo nuestras las vivencias en circunstancias históricas reseñables o en escenarios que nos acercan a los polos más contrapuestos de lo humano.

En espera de reediciones y nuevas ediciones en diversas lenguas. Allá vamos con lo más reseñable hasta ahora de un Abdulrazak Gurnah focalizado en la que ya, desde el Nobel 2021, va a ser su isla: Zanzíbar.

Top 3 novelas recomendadas de Abdulrazak Gurnah

En la orilla

La vida queda en la orilla para los emigrantes del paraíso con sus días de infierno insostenible. Siempre se ha dicho que los isleños sufren más la morriña cuando dejan la isla de lo que padecen los visitantes de islas la sensación de claustrofobia. Será por el efecto contrario, por una noción agorofóbica de un mundo que se hace demasiado grande, donde uno siempre es extranjero.

“Como toda mi vida, vivo en una pequeña ciudad a orillas del mar, pero la mayor parte de ella ha transcurrido a orillas de una gran océano verde, muy lejos de aquí.” A última hora de la tarde del 13 de noviembre, Saleh Omar llega al aeropuerto de Gatwick. Por todo equipaje, una caja de caoba llena de incienso. Ha sido muchas cosas, pero ahora no es más que un refugiado amparado en el silencio. Entretanto, Latif Mahmud, poeta, profesor y exiliado voluntario, vive solo en su apacible apartamento de Londres.

El paraíso que estos dos hombres han dejado es Zanzíbar, isla del océano Índico barrida por los monzones, que traen a los mercaderes de perfumes y de especias. Cuando se encuentran una pequeña ciudad costera inglesa, una larga historia iniciada mucho antes empieza a desenmarañarse: amores y traiciones, seducciones y decepción, azarosos desplazamientos y litigios.

CLIC LIBRO

Precario silencio

Quien calla no otorga. Ningún refrán tan poco acertado. Quien permanece en silencio resguarda sus pensamientos, ideas y nociones del mundo como una caja de pandora. No podemos asumir el beneplácito a nada por el mero silencio del otro. Una historia sobre como el paso del tiempo, y esa carga de silencio que va cayendo como arena de playa encima, puede acabar por erigir inabordables montañas de incomprensión.

Esta novela, publicada por El Aleph en 1998, está protagonizada por un refugiado de Zazíbar que reside en Gran Bretaña desde que huyó de su tierra de forma ilegal. Tras completar allí sus estudios, ha podido comenzar a ganarse la vida en un trabajo de profesor que aborrece. Al mismo tiempo, mantiene una relación con Emma, una estudiante de familia burguesa con la que tiene una hija de 17 años. Cuando en su país se decreta una amnistía, su madre le invita a regresar para buscarle una esposa, sin saber que ya comparte su vida con otra persona, y que además, tiene una familia con ella.

CLIC LIBRO

Paraíso

El mundo adulto visto desde la infancia siempre es un rico manantial desde el que refrescar nuestras contradicciones más esenciales. Primero porque se descubre un mundo alejado de los patrones morales que se nos enseñan, segundo porque supone un choque directo entre imaginación y la prosaica realidad tercero porque en algunos casos la infancia robada es la peor de las crueldades y solo niños héroes pueden escapar de ello.

En el este del África musulmana, en vísperas a al Primera Guerra mundial, un niño swahili que sueña extraños sueños deja su hogar para seguir al tío Aziz, un rico mercader árabe de la costa. En este viaje, iniciático, el primer conocimiento que adquire Yusuf es que Aziz no es su tío: su padre, en bancarrota, lo ha vendido para cancelar parte de sus deudas.

Obligado a cuidar de la tienda de Aziz, Yusuf se ocupa también del huerto amurallado de su amo, ese paraíso verde bañado por cuatro arroyos. En el jardín cifrado, amores secretos consumen a los protagonistas. De los árboles cuelgan espejos en los que lo observa y espía la triste y desfigurada mujer del amo. Por los senderos pasea una criada a quien Yusuf desea sin esperanzas. En el aire resuenan cuentos del mundo ajeno, aún más arcano: el oscuro interior de África, guardado por licántropos, sitio del paraíso terrestre cuyas puertas vomitan fuego.

CLIC LIBRO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.