3 mejores libros de María Dueñas

La escritora por excelencia para el público femenino español es María Dueñas. Sus novelas destilan romanticismo en su sentido más literario. Tanto la escenografía de un pasado que aporta melancolía como las historias que nos conducen por situaciones trágicas por momentos, así como la idea de resiliencia, de la lucha de la superación, de esperanza… una suma de aspectos que terminan por componer un canto a la vida.

Esta autora tiene una especial predilección por las historias a caballo entre los siglos XIX y XX, un escenario temporal que le sirve perfectamente para su causa.

Se trata de un mundo que avanza sin pausa hacia la modernidad pero que todavía aporta una sensación de vinculación con viejas costumbres, con roles de la mujer ya sobrepasados contra los que tuvo que luchar encarecidamente en aquellos días… Una especie de género propio que se ha venido llamando literatura colonia y que solo en María Dueñas, junto con Luz Gabás o, desde su residencia española, también Sarah Lark encontramos de fronteras hacia adentro.

Y a la vez, ese pasado reciente tiene un no sé qué de nostalgia, de tiempos vividos por padres o abuelos y que por tanto nos vinculan directamente con la herencia más directa de lo que somos en lo emocional.

Sin duda todo un acierto parar cautivar a lectoras principalmente pero también a lectores. Historias teñidas de rosa pero también de sangre, de viejas glorias y de decadencia, multitud de argumentos con lo que María Dueñas compone sus tramas que como digo alcanzan una consideración de lo romántico más enteramente conceptual, nada que ver con argumentos facilones sino que se desarrollan conjuntamente con todo el devenir social de aquellos días.

Top 3 mejores novelas de María Dueñas

Las hijas del capitán

Lo de las sagas familiares, con sus entresijos, sus matices, sus secretos y sus descubrimientos, es una temática que maneja con gran brillantez María Dueñas. En esta nueva ocasión viajamos hasa el Nueva York de 1936. Emilio Arenas regenta un restaurante hasta que un percance fatal acaba con su vida.

Victoria, Luz y Mona, sus hijas, deciden mantener el sueño de su padre en la gran manzana, solo que siendo mujeres y emigrantes no lo tendrán nada fácil para salir adelante. Las contrariedades de su situación a la muerte de su padre conduce a las tres hermanas por difíciles caminos por los que desistir parece lo más razonable en ocasiones.

Pero estas tres jovenes mujeres se empeñan en mantener el negocio, por la memoria de su padre pero también por ellas mismas, capaces como han sido de atravesar el océano para continuar esa labor paternal.

Una aventura que nos adentra en realidades no tan lejanas y en ocasiones aún reconocibles sobre la dureza de sacar un proyecto en un lugar donde todo es extraño, pero donde los más pequeños y esperanzadores detalles brillan como auténticas joyas.

CLIC LIBRO

El tiempo entre costuras

Con ciertos atisbos de historia real, esta novela parte de un fascinante costumbrismo que se extiende durante toda la obra pero que a su vez es acompañado por una historia de pasiones, de conspiraciones políticas y de viejas glorias coloniales de España. Sira Quiroga deja Madrid para instalarse en Tánger junto al hombre que ama.

Lo que parece un exótico y placentero retiro acaba siendo una nueva vida trepidante para Sira en la que tendrá que dar lo mejor de sí, sin desfallecer, para que su mundo no se acabe desmoronando.

Mientras Sira prolonga su pasión por la moda y es requerida para las más altas confecciones, va descubriendo que la persona amada no es quien parecía ser. Una trama con giros inesperados y con una firme invitación a la lucha para sacar la vida adelante. Su novela más representativa de esta tendencia de literatura colonial.

CLIC LIBRO

La templanza

Leer este título, con esa palabra tan sugerente, que parece despertar imágenes por si sola de superación, de resilencia, de armonía…, invita a pensar en personajes que nos van a conducir por esa actitud necesaria para afrontar adversidades de todo tipo.

Mauro Larrea parece ser el personaje encargado de acopiar toda esa templanza necesaria para afrontar toda la trama que se le viene encima. Sus proyectos empresariales se tambalean, a la par que la aparición en su vida de Soledad Montalvo amenaza con desestabilizarlo por completo.

Un apasionante viaje por México, Cuba, una brillante Jerez, exportadora de grandes vinos y cubierta por el oropel de la prosperidad del momento, escenarios todos de una turbulenta historia de pasiones, fracasos y glorias, donde la templanza es más que nunca fundamental para atravesar los vaivenes de la vida con garantías de supervivencia, pese a dejarte jirones del alma en el intento…

CLIC LIBRO

5 comentarios en «3 mejores libros de María Dueñas»

  1. Yo empecé por El Tiempo entre costuras y me gustó mucho, después me leí La Templanza y no me gustó: coincido con Rosa, muy lenta, da la sensación de que empezó a escribir con una idea y acabó con otra completamente diferente y al final no hay mucha cohesión, el argumento está algo deshilvanado. No obstante, le voy a dar una oportunidad a Las Hijas del Capitán, que parece que sí ha gustado más.

    Responder
  2. No sirve de nada dejar un comentario. Ya lo deje y no me lo aceptaron por no decir que las novelas de María Dueñas me han encantado, porque lo cierto es que son verdaderas «castañas»; al menos dos de ellas.
    Para gustos hay colores !

    Responder
    • Perdona, Rosa. Hemos estado fuera de servicio unos días.
      Ya está todo subido.
      Gracias por tus aportaciones.
      Y puede que tengas razón en eso de que cada vez se densifica más como autora, perdiendo esa frescura de una buena historia por encima de la escenificación de turno…

      Responder
  3. La primera novella de Maria Dueñas que leí fue las Hijas del Capitán, que me gusto mucho, por lo que sin titubear, compré la Templanza y Misión Olvido. La Templanza, me costó mucho acabarla, con tanto viaje, tan lenta que saltaba de una cosa a otra; con excesiva descripción para llegar a un final carente de descripción, para mi gusto. Extraño !
    Sin mucha ilusión y con miedo a que fuera igual de lenta, comencé a leer Misión Olvido; me canse de tanto historiar, tanto ir hacia delante y hacia atrás, y por aburrimiento la deje por el capítulo 20 más o menos.
    Esta mujer, para mi gusto, da demasiadas vueltas a las cosas; cosas que en ocasiones se pierden en la memoria de tanto y tanto indagar, por lo que cuesta seguir la historia
    Se necesita una memoria de elefante para seguir sus historias.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.