3 mejores libros de Juan Madrid

Entre esa selecta pl√©yade de autores prol√≠ficos espa√Īoles, Juan Madrid adquiere una relevancia especial. Porque este genial autor escribe de todo y sobre todo, combinando tem√°ticas y desenvolvi√©ndose con especial maestr√≠a entre los g√©neros polic√≠aco y negro.

Bajo el paraguas de su licenciatura en Historia Contempor√°nea y sus desempe√Īos como periodista, guionista y hasta director de cine, este autor se acompa√Īa de un bagaje cultural con el que poder acometer tantas y tantas propuestas narrativas que casi alcanzan las 50 obras a d√≠a de hoy.

Por todo ello leer novelas de Juan Madrid es un ejercicio de acercamiento a espacios de nuestra realidad desde la perspectiva más completa y con una desbordante imaginación al servicio de una tensión y ritmo narrativo sostenidos en brillantes diálogos y las pinceladas justas de ese exhaustivo conocimiento de la realidad por parte del autor.

Top 3 mejores novelas de Juan Madrid

Días contados

La cuenta atrás empieza en el momento en el que permites que el caos absoluto entre a gobernar tu destino. Sin duda alguna estamos sometidos al albur de nuestra condición mortal, pero nuestras decisiones nos conducen más pronto o más tarde al abismo.

No me refiero a dejar de fumar, se trata de personajes que buscan los l√≠mites. Ideolog√≠as asumidas hasta las √ļltimas consecuencias o el vac√≠o absoluto‚Ķ Y los polos extremos al final se atraen rabiosamente.

Antonio es un etarra y Charo es una joven imbuida en el frenes√≠ de la movida madrile√Īo. Ambos transitan hacia la autodestrucci√≥n con la misma convicci√≥n solo que en base a diferentes prismas. Mientras Antonio se encarga de recopilar informaci√≥n para su organizaci√≥n terrorista tambi√©n se deja llevar por Charo.

Juntos descubren ese despertar √°cido a los √ļltimos coletazos de la movida. Pero el amargo despertar tamb√≠en puede llevarse por delante a Antonio, pr√°cticamente descubierto en su papel de topo para alg√ļn nuevo acto terrorista. Amor y realidades crueles, deformadas por la juventud llevada al extremo en una de sus grandes virtudes: la inquietud.

Días contados

Perros que duermen

Historia a tres tiempos. Desde 2011 y retrotrayéndonos a 1938 y 1945. Tres tiempos que traen al presente un legado personalísimo para Juan Delforo, el protagonista de la novela.

Pero en su legado, Juan Delforo tambi√©n recoge un crucial testimonio para el entendimiento de la construcci√≥n de un pa√≠s, Espa√Īa, cuyo realidad actual se encuentra en deuda con sus secretos, su batallas fraticidas y su √°nimo m√°s o menos cierto de reconciliaci√≥n. Juan Delforo es escritor, y Dimas Prado se ocupa de entregarle el m√°s trascendental de los argumentos.

Una peque√Īa gran historia que el joven escritor ir√° descubriendo at√≥nito. Algo digno de ser escrito, mientras las propias p√°ginas de su vida se reescriben completamente ante el paulatino descubrimiento.

El momento de la recepci√≥n del legado y su significado se vincula con el periodo de la Guerra Civil Espa√Īola, y tambi√©n con la postguerra. Pero en este libro Perros que duermen no se nos presenta una trama b√©lica, m√°s bien es un proceso de mimetizaci√≥n con las grandezas y las miserias del ser humano durante aquellos momentos en los que se ve inmiscuido en tiempos dif√≠ciles.

Dimas Prado, falangista y expolicía. Juan Delforo, republicano de cuna y exmilitante antifascista. No se trata de buscar una comunión imposible. Pero sí acabamos descubriendo qué puede vincularlos.

Un escritor siempre acaba sucumbiendo a una buena historia, aunque esta lo implique en lo m√°s hondo y le haga enfrentarse con sus m√°s hondas contradicciones, emergidas desde un pasado ignoto hasta un presente inesperado.

Una pausada intriga de escenarios eslabonados en una evolución temporal imprevisible, pero tan real y natural como la propia vida de todos sus personajes, que late fuerte y te apasiona con sus matices, con sus verdades férreas sobre una condición humana absolutamente variable de la mayor bondad a la más baja inmundicia.

El pasado de Juan Delforo y Dimas Prado est√° firmemente enlazado, y se compone de enigm√°ticos momentos, de inconfesables instantes, siempre vigilados por esos perros que duermen en la conciencia.

Perros que duermen

Los hombres mojados no temen la lluvia

Liberto Ruano, protagonista de esta novela y representante del protot√≠pico personaje de la vida real dotado de absoluta doble moral.¬† Como abogado es un se√Īor reconocido y valorado. Algunos de sus cercanos conocen de su afici√≥n por el amor f√°cil y las rutas nocturnas por las ciudades de habitantes pac√≠ficamente dormidos.

Hasta que una prostituta aparece muerte y un video lo compromete directamente. Quien sea que haya sido capaz de pertrechar este plan contra √©l pertenece a alg√ļn momento de su pasado. Siempre hay alguien que se quiere vengar de su abogado.

Un ladr√≥n cualquiera quiz√°s lo busque con una navaja, un poderoso empresario o banquero siempre tiene alternativas mucho m√°s eficaces y da√Īinas‚Ķ Solo que Liberto, en todo este tiempo entre dos aguas, las de bufetes y las de los tugurios, tambi√©n dispone de sus herramientas de defensa‚Ķ

Los hombres mojados no temen la lluvia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.