3 mejores libros de Horacio Castellanos Moya

En lo literario hay dos formas de narrar el desencanto. Un ejemplo puede ser Bukowski y todo el realismo sucio que lo rodea. Otra forma es la de Horacio Castellanos Moya, de cuyo desencanto nace la crítica feroz y la sátira y el relato con intención transformadora. No es cuestión de decantarse por ninguno sino más bien de disfrutar de los dos. Es lo bueno de la creación, en este caso de la literatura, se puede disfrutar en cualquier sentido.

Si a esa intención de levantar las cartas y sacudir las alfombras de una realidad social que adolece de cualquier vestigio de humanidad, le sumamos un lenguaje llano que sin embargo profundiza en asuntos relevantes de lo social y lo politico, encontramos a un autor que llega a quien más le interesa que llegue, lectores de cualquier condición que encuentran en su estilo un claro reflejo de su mundo.

Lo coloquial al servicio de una necesaria mimetización de las clases desfavorecidas, con un trasfondo de concienciación que se apodera de los intensos monólogos y las liberadas descripciones de todo contexto social y político de tantos y tantos países en los que ha residido este escritor.

Top 3 mejores novelas de Horacio Castellanos Moya

El hombre amansado

La alienación es un estado de ánimo como de pez fuera del agua. Por el contrario, la sensación de pertenencia es el arraigo, desde lo nuclear o lo familiar hasta el terruño y fuera de ahí el ser humano boquea por una supervivencia ya innecesaria. No obstante, si alguna vez tuvo importancia una existencia de pequeño pez, movido a la inercia del banco, es en esa alienación del apátrida. Porque es entonces cuando se aprecia la rabiosa e incomparable humanidad como épica que trasciende a todo.

Erasmo Aragón sufre un abrupto cambio de vida al quedarse sin trabajo tras ser falsamente acusado de abuso sexual. La tensión que este incidente genera lo lleva a enterrar sus recuerdos. Sometido por los ansiolíticos, deja atrás la persona desinhibida que fue y se transforma en un ser torturado por la paranoia y en permanente estado de alerta. Durante el redescubrimiento de sí mismo conocerá a Joselin, enfermera que trabaja en la clínica psiquiátrica que sigue su tratamiento y a quien se aferrará como a un clavo ardiendo. Para cortar cualquier conexión con su pasado, Erasmo inicia junto a ella, en Suecia, una nueva vida que se verá sepultada por un alud de insatisfacción y dependencia.

En esta breve pero intensa novela, Horacio Castellanos Moya aborda uno de los temas centrales de su obra: el desarraigo que supone para las personas de varias regiones de Latinoamérica los conflictos allí existentes: personas a quienes la vida les ha sido negada; condenadas, de forma irremediable, a vagar por el mundo. Erasmo Aragón da voz a aquellos que habitan entre dos aguas, con un pie en su patria y el otro en países que les resultan hostiles: mientras tratan de mantener cierto equilibrio, la certeza de un hogar se les escapa de las manos.

El asco

Se podría decir repudia, repugnancia o aversión. Pero sin duda «asco» es la palabra más exacta a nivel de calle para calificar un sentimiento de la envergadura de lo que siente Edgardo Vega. Dieciocho años después el protagonista de esta novela regresa a su país El Salvador para el sepelio de su madre.

A su vuelta, su viejo compañero Moya sigue ahí. Será este amigo quien reciba la mordaz revancha de Edgardo. Con sus verdades como puños, expresadas con el peso y la rotundidad del poderoso lenguaje de la calle, Edgardo se sirve de Moya para contarnos a todos ese asco que siente por la mezquindad, por la capacidad de sus compatriotas (y probablemente por extensión a cualquier persona) para mimetizarse camaleónica con los intereses de los poderosos a cambio de migajas.

El encuentro entre Vega y Moya, al calor de un tugurio sirve para esa diatriba que salpica a toda institución y personaldiad de El Salvador. Puede pensarse que la idea de un tipo despotricando con un amigo en un bar es una actitud cobarde…, pero, la realidad es que quien habla es el autor, y lo hace a tumba abierta con este libro para cualquier lector del mundo.

El asco. Thomas Bernhard en San Salvador

Baile con serpientes

Una fábula muy especial que acaba por tener muchas lecturas. Una especie de trazo suave permite la elucubración y la interpretación. Símbolos que parecen conducirnos precisamente a eso al sometimiento de nuestro juicio de valor hacia los hechos.

Todo empieza como uno de esos sueños extraños, un tipo desarrapado al volante de un coche clásico. Un extraño se le acerca, se llama Eduardo Sosa y parece querer hacer la obra del día dándole conversación y preguntándole por sus orígenes…

Y en ese momento se desata la fábula, o el sueño de una extraña fábula que compendia los singulares hechos que se desencadenan de ese encuentro y que se lanzan a multitud de suposiciones.

Baile con serpientes

Otros libros recomendados de Horacio Castellanos Mora

Desmoronamiento

Erasmo Mira Bossa está infelizmente casado con Lena. En su papel de abogado y presidente de un importante partido político hondureño se ve en la obligación de mantenera las formas. Pero ni el sabe si mantiene amor alguno por su mujer Lena, ni Lena es capaz de sentir ya algo más por él que no sea desprecio y rencor.

La desaparición de todo arraigo matrimonial no es algo gratuíto, la tragedia se cernió sobre ellos hace algún tiempo y la convivencia sostenida desde entonces es una dobre trinchera establecida frente a frente. Bajo sus dominios, la hija gemela Teti, única superviviente de la tragedia, acaba abandonando el hogar.

Ella parece haberse convertido en foco de todas las frustraciones de un hogar que ya no es tal. El paso de los años nos invita a transitar por este conjunto de vidas cuyos vínculos desearían cortarse. Violencia y desesperación, momentos tragicómicos y una tensión narrativa que nos invita a considerar la facilidad en el triunfo del mal frente a un bien que siempre parece tener excusas para desaparecer.

Paralelamente a la historia de esta familia también observamos el discurrir de la Historia de paises como Honduras o el Salvador durante finales del siglo XX.

Desmoronamiento

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar