3 mejores libros de Georges Simenon

Uno de los autores que más se ajusta a la definición de escritor por excelencia es Georges Simenon. El acopio de historias que fue atesorando este autor por medio de sus viajes de intención periodística derivó en una fecunda producción, una obra extendida por encima de las 200 novelas, contando algunas ediciones bajo pseudónimo.

Se puede decir que este autor belga nacido en 1903, y fallecido en 1989, dedicó gran parte de su vida a ese conjunto narrativo que abarcó la novela policíaca y otro tipo de obras de ficción con mayor peso trascendental desde un intimismo engarzado con narrativas de mayores pretensiones.

Como todo escritor de novela polic√≠aca, Georges cre√≥ su personaje principal, el protagonista que transitar√≠a entre tantos y tantos casos propuestos que siempre cumpl√≠an las expectativas de sus √°vidos lectores. El personaje en cuesti√≥n se llamaba Comisario Maigret, Jules Maigret. Sus investigaciones se extendieron entre m√°s de 70 novelas y bastantes relatos cortos. As√≠ que nos encontramos con un personaje a la altura de H√©rcules Poirot, de Agatha Christie, por lo menos en cuanto a su extendido desempe√Īo literario, pese a que su rol se aproximara m√°s a un Pepe Carvalho, de Manuel V√°zquez Montalban. Sin duda un referente de la novela negra para otros muchos autores venideros como ha declarado el mism√≠simo John Banville (tambi√©n conocido como Benjamin Black).

3 novelas recomendadas de Georges Simenon

La mirada inocente

Empezamos con una novela para nada polic√≠aca, para despistar al personal ūüėõ Cuando un autor como Simenon se descubre capaz de escribir cosas distintas a lo que dicta su reconocimiento, acaba empe√Ī√°ndose en sacar adelante un proyecto novedoso en el que se deja el alma. En esta novela Simenon se dej√≥ el alma y una gran sensibilidad.

El personaje de Louis Cuchas, el benjamín de una serie de varios hermanos, y criado entre las carencias de una familia humilde, va descubriendo el mundo a su alrededor. En cierta forma, un hombre hecho a sí mismo desde la más tierna infancia es un tesoro si consigue orientar ese descubrimiento hacia una expresión sublimada como es el arte. Louis Cuchas acaba siendo pintor, su capacidad para representar el mundo desde sus emociones y sus pinceles maravilla a todo el mundo.

Descubrir a Louis es reconciliarte con ese mismo ni√Īo que t√ļ fuiste, reaprendiendo todo aquello olvidado en el momento m√°s aut√©ntico de nuestras vidas: la infancia.

La mirada inocente

El efecto de la luna

El esp√≠ritu viajero de Simenon le aport√≥ siempre nuevas perspectivas para relatar casos sorprendentes en ubicaciones con un punto ex√≥tico. En esta novela viajamos hasta Gab√≥n. Su capital, Libreville, mantiene todav√≠a esos lazos intensos con el colonialismo franc√©s‚Ķ hasta el punto de que Joseph Timar, como tipo blanco europeo se asemeja a un personaje con ciertos derechos por encima de los propios habitantes porque s√≠. Ad√®le, la due√Īa del Hotel Central en el que se aloja Joseph lo acaba cautivando y lo conduce a un viaje por el Gab√≥n profundo.

En ese particular viaje hacia lo desconocido, Joseph sucumbe al efecto de la luna, una afectación que se asemeja a un delirio profundo. Todo lo que ocurre en ese viaje acaba adquiriendo un tono siniestro donde se van acumulando víctimas y hechos absolutamente amorales. El problema para Joseph es que, en su situación, tendrá severas dificultades para discernir la verdad.

El efecto de la luna

El perro canelo

Dentro de la extens√≠sima producci√≥n en torno al comisario Maigret, muchas pueden ser las novelas consideradas como brillantes. Bajo mi opini√≥n esta su mejor obra, una investigaci√≥n que por momentos adquiere tintes surrealismtas. Un intento de asesinato de una gran personalidad de la poblaci√≥n de Concarneau, en la breta√Īa francesa.

Con la llegada de Maigret los hechos se precipitan, parece como si el criminal estuviera esper√°ndolo para acuciarse en su macabra acci√≥n. Concarneau esconde algo. Entre las calles de esta peque√Īa ciudad Maigret intuye alg√ļn secreto que se le escapa.

Si un simple perro canelo puede guiarle hacia ese necesario punto de luz, bienvenido sea. Una novela que contiene ciertas notas de novela negra m√°s actual, con sexo, drogas y submundos que por momentos emergen a la realidad, como l√ļgrubes pistas hacia los infiernos.

El perro canelo

Otros libros recomendados de George Simenon…

La muerte de Belle

La apacible vida de¬†Spencer¬†Ashby, maestro de escuela en una peque√Īa ciudad del estado de Nueva York, se viene abajo la ma√Īana en que Belle Sherman‚Äēhija de una amiga de su esposa a la que el matrimonio hospedaba desde hac√≠a un tiempo‚Äēes hallada muerta en su casa.

Al ser declarado principal sospechoso en la investigaci√≥n, este hombre ingenuo, t√≠mido y algo acomplejado conoce de primera mano la humillaci√≥n de los interrogatorios policiales a la vez que es v√≠ctima del ostracismo al que lo someten sus colegas y de la hostilidad de sus vecinos. Y es que, por m√°s que Ashby proclame su inocencia, todo el mundo cree que es el asesino; incluso su mujer empieza a dudar de √©l. ¬ŅCu√°nto tardar√° en derrumbarse bajo el peso de semejante sospecha? ¬ŅDe qu√© es capaz una persona cuando se siente completamente acorralada?

Tres habitaciones en Manhattan

Cuando se conocen por azar una noche en un bar de Manhattan, Kay y Franck son dos almas a la deriva. √Čl, un actor que roza la cincuentena y al que ya le quedan lejos los d√≠as de gloria, intenta olvidar a su mujer, que lo ha abandonado por un hombre m√°s joven. Ella, que acaba de perder la habitaci√≥n que compart√≠a con una amiga, no tiene donde pasar la noche‚Ķ

¬ŅBastar√° la inmediata atracci√≥n mutua para hacerles olvidar las heridas de la vida? Celoso del pasado de Kay, temiendo perderla, tan inseguro de ella como de s√≠ mismo, Franck estar√° a punto de malograr la nueva oportunidad que el amor parece brindarle. En Tres habitaciones en Manhattan, Simenon se adentra en el coraz√≥n de la gran ciudad tras la pista de estos dos vagabundos que se aferran, ajenos al espacio y al tiempo, a un amour fou.

Tres habitaciones en Manhattan

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.