3 mejores libros de Agnès Martin-Lugand

El fenómeno indie en la literatura alcanza hasta los rincones más insospechados. En muchas ocasiones hemos tratado el tema de los autores españoles llegados desde la autoedición y que han acabado por copar los primeros puestos de ventas (me refiero a los Javier Castillo, Eva García Sáez y muchos otros). Se ha conseguido así que la mejor crítica posible por parte de los lectores acabe orientando a las grandes editoriales para hacer sus apuestas de cara a esos mismos lectores. El círculo perfecto.

Pero lo indie es un efecto mundial que, en el caso de Francia sirvió para descubrir a Agnès Martin Lugand, una psicóloga de profesión que probablemente por eso confiere a sus personajes de una carga psicológica muy intensa con toques existencialistas. Historias fundamentalmente feministas en tanto en cuanto que sus protagonistas son mujeres en busca de esa conquista de una libertad que, en el caso femenino siempre conlleva mayores lastres, condicionantes y tabús.

Ciertamente no es lo mismo leer una novela romántica concebida como una historia rosa con la que entretenerse un rato que abordar una lectura de mayores vuelos en los que también hay espacio para el amor pero casi siempre sumido en un torbellino de circunstancias mucho más complejas. Y es ahí donde Agnès se luce con su “conocimiento del alma humana” como se suele decir en tantas ocasiones.

En una lectura fácil y cómoda vamos disfrutando de esas perlas de psicología esencial brillantes de resiliencia o de superación. Agnès casi siempre parte desde la situación crítica de una mujer encerrada en las exigencias del guión de la vida, o entre penas y culpas. Desde ahí comienza siempre el despegue que convierte cualquier vida en una narración épica actual.

Top 3 libros recomendados de Agnès Martin-Lugand

La gente feliz lee y toma café

Si Einstein se hubiera puesto con ello, habría dicho que la fórmula de la felicidad es la más relativa de todas las fórmulas. Hay que contar con muchos factores independientes para considerar un instante como felicidad.

Diane no se encuentra en el mejor momento desde el que proyectarse en busca de felicidad alguna. El duelo y su melancolía profundamente somática la aparta de todo aquello que disfrutaba cuando el infortunio aún no había intervenido como factor transformador de cualquier fórmula.

Tras un periodo vital en blanco Diane se retira a lo más remoto de Irlanda, un pueblo con vistas al Atlántico llamado Mulranny. Ahi conoce a Edward un tipo tan renegado de la vida como ella solo que afrontando su tragedia de manera bien distinta.

Los polos opuestos cuyos fundamentos magnéticos se asemejan tanto acaban por aproximarse violentamente, con resultados imprevisibles y con una sensación de dificil entrega a una segunda oportunidad para vivir.

Clic libro

La vida vale la pena, ya verás

En el interín cubierto por la novela “El atelier de los deseos” y previamente a “A la luz del amanecer“, dos historias ya alejadas de las circunstancias de Diane, recuperamos a esta protagonista en esta segunda parte que ya se lanza abiertamente a la reconquista de la vida desde el drama que ancló gran parte de la existencia de nuestra protagonista.

Lo de Irlanda fue un paréntesis alejada de su mundo. Pero el regeso a París conlleva las habituales complicaciones para reubicar su vida entre los fantasmas del pasado que habitan entre las calles de la capital francesa. El café literario que Diane disfrutaba en su vida anterior antes del drama se enfoca como una necesaria reconciliación de su pasado oscuro y un necesario presente luminoso. Los viejos amigos como Félix siempre están ahí, anhelando una nueva oportunidad para disfrutar de una amistad que marca como es la de Diane. Un nuevo elemento inesperado, Olivier llega entonces a la vida de Diane para lanzarla de nuevo al disparadero de sus conflictos más internos.

La vida nunca es un guión de una de las novelas leídas en el club e interpretadas desde fuera. Diane tiene que tomar decisiones trascendentales que no acaban al cerrar el último libro leído. Y las culpas y penas tienen su peso para trazar nuevos destinos.

Clic libro

A la luz del amanecer

Una historia sobre lo que nos mueve. Una trama que intenta por todos los medios tirar los muros levantados para sostener lo que consideramos que debe ser la felicidad, bloqueando lo que se nos reclama desde dentro y que puede apuntar en sentidos muy distintos.

Hortense es el personaje que hace de Cicerone en ese viaje hacia los sentimientos tapiados. Conforme descubrimos la ubicación de Hortense en su realidad descubrimos su conflicto ente la concepción propia de lo que debe ser, en lugar de lo que quisiera Hortense que sea.

El concepto del reloj biológico va mucho más allá de la idea de ser madre y se extiende a lo humano en general. Hasta que, en el caso de Hortense con su vida de proyectos encubiertos y amores furtivos aparece Elias.

Él se convierte en el martillo que golpea contra su muro, quien le hace replantearse, sin apenas darse cuenta, su horizonte vital. Los cambios entonces asoman a la vida de Hortense con la intensidad de un hilo de luz filtrado hacia la oscuridad.

Clic libro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.