Negro como el mar, de Mary Higgins Clark

Negro como el mar, de Mary Higgins Clark
Clic libro

Mary Higgins Clark se encuentra en plena forma. A sus 90 años todavía mantiene con firmeza su pluma para presentarnos novelas como esta Negro como el mar. La idea principal de la novela, su propuesta de partida tiene mucho de argumento habitual en temáticas de suspense, un espacio cerrado, un asesinato, varios posibles criminales y una investigación diluída entre diversas pistas que, como meandros, conducen al lector hacia posibles soluciones que van girando y sorprendiendo.

La apuesta para que el lector se enganche está servida en cuanto Celia Kilbride sube a bordo del Queen Charlotte. Su desempeño como reputada joyera la acerca a Lady Emily Haywood una potentada octogenaria, poseedora de joyas valiosísimas, entre ellas un collar que espera donar a un museo para gloria del mismo y para el deslumbre de sus visitantes.

Lady Emily, como cabía imaginar considerando la habitual tendencia criminalística de la autora, acaba apareciendo muerta. Pero este hecho resulta siendo lo único previsible. Desde ese instante se despliega un desarrollo de trama que el lector no puede abandonar. Entre tantos pasajeros y la propia tripulación del barco, los motivos para el crimen y el paralelo robo del collar se dispara hacia todos lados.

La ambición es una causa fundamental para cometer un delito de estas características. Antes de que el barco llegue a puerto el caso debe cerrarse para que la injusticia no se acabe diluyendo una vez contimado el barco con variables externas que pudieran distorsionar lo ocurrido.

Claro está que la propia Celia se verá salpicada directamente por el asunto. Su búsqueda del culpable la expondrá ante un peligro inminente. El barco como un espacio para la claustrofobia y el suspense. Mimetización absoluta con Celia para vivir esas escenas frenéticas hacia la resolución de un caso que, en caso de no dilucidarse cuanto antes puede poner en peligro a la propia Celia.

El mar puede tragar un cuerpo sin que nadie se aperciba de ello. Si Celia ahonda demasiado en el asunto, si es capaz de acercarse demasiado al asesino, el oscuro mar puede resultar siendo su final…

Ya puedes comprar la novela Negro como el mar, el nuevo libro de Mary Higgins Clark, aquí:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.