Cuando el final se acerca, de Kathryn Mannix

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

La muerte es la fuente de todas esas contradicciones que nos conducen por nuestra existencia. ¿Cómo dar consistencia o encontrar coherencia al fundamento de la vida si nuestra conclusión es perecer como el mal final de una película? Ahí es donde entran fe, creencias y demás, pero aún así la laguna es muy dificil de cubrir.

Desde la razón humana, la llegada al fin se puede abordar de muy distintas maneras. Los que quedamos vamos viendo a los que se van. A la marcha de alguna de esas personas que han estado con nosotros se nos plantean fases de negación, de dudas, de oscuras certidumbres sobre nuestros propios huesos…

Hace bien poco participé en una de esas salidas de escena. La persona que nos dejó tenía esa edad en la que lo más justo es hacer mutis por el foro, sin dolor ni ruido. La propia persona ya pedía el forzado en la llegada de su hora, incluso a algún médico que lo atendía. Pero el caso de esta persona es la del alma en paz que sabe lo que le toca. Porque morir a según que edades se naturaliza a través del desgaste orgánico, de la paulatina detención de procesos celulares. La muerte, como una pérdida de funciones y de consciencia paralela es lo que siempre debiera ser.

Sobre la vida, la muerte y su transición sabe mucho la doctora Kathryn Mannix, quien ha servido una salida sin dolor mediante los tratamientos paliativos para los cuerpos que todavía no debieran estar preparados para la muerte. Cuarenta años dedicándose a paliar dolor, a mitigar sensaciones de derrota ante el fin inminente. Un aprendizaje volcado en este libro que aborda las muy dispares experiencias acopiadas por la doctora. Una síntesis muy valiosa que seguramente tratará de sacar lo mejor de lo peor. No se trata de poner paños calientes a la muerte, la crudeza de algunas situaciones vividas por pacientes o familiares aparecen también, en la esquina contraria a escenarios que hasta brindan un toque de humor. Y entre ambos extremos el aprendizaje, la búsqueda de la mejor respuesta cuando nos ronda la muerte en propias carnes o en personas muy queridas.

Empaparse de impresiones sabias y de la naturalidad de nuestra propias limitaciones vitales nos puede servir para cualquier momento de nuestro paso por el escenario de la vida. Mientras disponemos del tiempo, de nuestro tiempo, reconocer nuestra fragilidad y considerar lo que nos sobrevive, la intención necesaria de buscar nuestra obra nos ayudará a considerar nuestra tragicomedia como una oportunidad para ser felices y hacer felices a otros.

Ya puedes comprar el libro Cuando el final se acerca, un interesante volumen sobre la vida y la muerte, escrito por la doctora Kathryn Mannix, aquí:

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.