Las 3 mejores películas de Harrison Ford

Visitamos hoy a uno de esos actores que han acompa√Īado la vida de varias generaciones. Tanto por su veteran√≠a como por su variedad de registros. Un gal√°n con sobradas dotes interpretativas como para hacer de √©l ese camale√≥n capaz de la acci√≥n m√°s desenfrenada como del suspense m√°s pausado o hasta del humor m√°s inesperado.

El Harrison Ford de los inicios ya apuntaba a ese factotum de la interpretación que podría acompasar todo tipo de propuestas con solvencia artística, con gancho fotogénico y con ese punto de carisma entre un encanto y un atractivo trabajados desde lo meramente fisonómico hasta lo gestual.

Eso sí, advierto a los lectores que para la ocasión voy a descartar series y entregas del tipo Indiana Jones o Star Wars. Porque, curiosamente, en las entregas Harrison Ford se me hace un poco empalagoso, como que me repite. Y como en lo breve está lo bueno y en las esencias lo mejor, voy allá con mi selección de las mejores tres películas de Harrison Ford, como diría Sinatra a my way…

Top 3 películas recomendadas de Harrison Ford

Blade Runner

La historia tenía encanto de por sí, la extensión libre de la novela corta de Philip K. Dick consiguió potenciar lo mejor de la trama y ganar en giros exponenciales hacia supuestos mucho más elaborados. No quiero decir que el relato de Dick sea peor. Es solo cuestión de que, puestos a aprovechar los recursos del cine para intentar igualar la incomparable sensación de imaginar desde la lectura, se haga bien y a lo grande.

Todo el mundo recuerda frases míticas de esta cinta. E incluso en mis tiempos de estudiante se nos ofrecía la posibilidad de verla en alguna clase de filosofía para después explayarse a gusto el filósofo made in BUP de turno. Pero lo más importante es reconocer el peliculón que Blade Runner es.

Curiosamente su ambientación y sus efectos no quedan tan aminorados con el paso del tiempo. Porque cualquier peli ochentera revisitada en la actualidad pierde mucha gracia en efectos especiales y demás. Pero la oscuridad de esta película favorece esa sensación de plena vigencia creativa en lo meramente efectista.

Y luego est√° la trama. El bueno de Harrison Ford a la caza de ¬ęandys¬Ľ en un 2019 que se ha quedado para caldo de borrajas en comparaci√≥n con lo que esta distop√≠a anunciaba. Androides que por momentos parecen m√°s humanos que los humanos. Una sensaci√≥n de apocalipsis desde la autodestrucci√≥n. El poder como siempre maquinando en la sombra. Y los humanos de a pie enfrascados en nuevos-viejos dilemas que hacen del futuro siempre presente‚Ķ

El fugitivo

Una de las pel√≠culas que despert√≥ el g√©nero del suspense dom√©stico. Ese que pivota en torno a lo familiar y lo hogare√Īo para desestabililizar hasta el m√°s m√≠nimo recoveco de seguridad. El doctor Richard Kimble al que nuestros padres ya conocieron en la d√©cada de los 60 versi√≥n serie, cobra otra dimensi√≥n en el pellejo de un Harrison Ford majestuoso en el papel.

Porque conforme conocemos al médico de moral intachable y al marido acusado del asesinato de su mujer, queremos de inmediato descubrir a un nuevo conde de Montecristo en busca de la venganza más dura, ese que se sirve en plato frío y que precisa de la mayor de las pericias por parte del afectado.

Un golpe de azar dispone a Kimble para la fuga. Desde ese momento acompa√Īamos al doctor en su b√ļsqueda de la verdad que lo ubica ah√≠, m√°s que como acusado, como primer afectado por el asesinato de su mujer. Una pel√≠cula absorvente que no puedes dejar de ver. Si eres de los pocos que no la has visto, ya tardas en dejarte llevar por un Harrison Ford que encarna la tensi√≥n al borde de la desesperaci√≥n pero que la par da una clase magistral de resistencia y resiliencia, modo ficci√≥n, por supuesto.

√önico testigo

La casualidad ubic√≥ al peque√Īo Samuel Lap frente a un asesinato. S√≥lo √©l puede apuntar al culpable. La cuesti√≥n es que la culpa soterra los m√°s inquietantes intereses.

Pero adem√°s, Samuel no es un ni√Īo cualquiera. Perteneciente a una comunidad amish, nada ser√° f√°cil para el polic√≠a que debe velar por sus seguridad. John Book, nuestro amigo Harrison Ford, tendr√° que acompa√Īarlo hacia las m√°s oscuras interioridades de su comunidad.

Por momentos uno no sabe si acechan m√°s peligros fuera o dentro. Porque un extra√Īo como el polic√≠a John Book ir√° descubriendo todo lo que se cuece al otro lado de la valla que separa a los habitantes de la comunidad del resto del mundo. Una de esas pel√≠culas de ritmo pausado en las que el buen hacer de su actor principal colma las sensaciones m√°s sencillas hacia nuevos significados y mayor trascendencia. La pel√≠cula en la que el actor consigue elevar el list√≥n de la trama varios niveles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.