La vida es una novela, de Guillaume Musso

Siempre se ha dicho, que aquí cada cual escribe sus libros. Y anhelantes que se muestran muchos por encontrar al escritor de turno que se encargue de dar forma a su historia, o esperando la vena creativa que pueda poner negro sobre blanco esas vivencias tan trascendentes a los ojos del propio afectado por el paso de la vida.

La cuestión es que el guión de la vida en ocasiones también es deslavazado, incoherente, mágico, extraño y hasta onírico (incluso sin psicotrópicos de por medio). Bien lo sabe un Guillaume Musso que navega una vez más por las desconcertantes y oscuras aguas del océano del alma. Solo que en esta ocasión se remarca una noción del suspense más inquietante…

«Un día de abril, mi hija de tres años, Carrie, desapareció mientras jugábamos las dos al escondite en mi piso de Brooklyn.»

Así arranca el relato de Flora Conway, novelista de gran prestigio y aún mayor discreción. Nadie se explica cómo ha desaparecido Carrie. La puerta y las ventanas del piso estaban cerradas, las cámaras del vetusto edificio neoyorquino no han captado a ningún intruso. La investigación policial resulta infructuosa.

Mientras tanto, al otro lado del Atlántico, un escritor con el corazón hecho trizas se atrinchera en una casa destartalada. Es el único que sabe la clave del misterio. Pero Flora va a desentrañarlo.

Una lectura sin parangón. En tres actos y dos golpes de efecto, Guillaume Musso nos sumerge en una historia pasmosa cuya fuerza reside en el poder de los libros y en las ansias de vivir de sus personajes.

Ya puedes comprar «La vida es una novela», de Guillaume Musso, aquí:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.