La trama, de Jean Hanff Korelitz

Un robo dentro de un robo. O sea, no quiero decir que Jean Hanff Korelitz haya hurtado a Joel Dicker parte de su esencia narrativa de aquel Harry Quebert que precisamente también nos robó el corazón a todos. Pero la coincidencia temática tiene ese punto de simpática coincidencia entre realidad y ficción porque ambas tramas nos llevan entre umbrales sobre usos indebidos de obras concebidas por otros, negros incluídos…

El Harry Quebert en cuestión se llama en esta ocasión Jake. Solo que su devenir narrativo apunta más a un Markus anhelante de la gloria del escritor reconocido mundialmente. Pero claro, no hay éxito sin facturas cuando uno es entero poseedor de la obra presentada. Y Jake ni por asomo lo es…

Pero…., y aquí es donde viene lo bueno, al igual que cuando un nuevo género narrativo se abre gracias al imaginario de algún genio, Korelitz es capaz de hacer germinar nuevas ramas, ideas más frescas, novedades más insospechadas. Como uno de esos prestidigitadores que nos embaucan, esta autora no va dejando pistas a lo Dicker con sus recurrentes flash back. En el caso de Korelitz todo se va concentrando hacia una implosión intuída pero jamás calibrada en toda su magnitud postrera.

Cuando un joven escritor muere antes de completar su primera novela, su maestro, un novelista fracasado, decide continuar con la trama. El libro resultante es un éxito fenomenal. Pero, ¿y si alguien más lo sabe? Y si el impostor no puede averiguar con quién está lidiando, corre el riesgo de algo mucho peor que la pérdida de su carrera.

Jacob Finch Bonner fue un joven y prometedor escritor cuya primera novela cosechó un éxito muy respetable. Hoy, él está enseñando en un programa de escritura de tercera categoría y lucha por mantener la poca dignidad que le queda; no ha escrito, y mucho menos publicado nada decente en años.

Cuando Evan Parker, su alumno más arrogante, le dice a Jake que no necesita de su ayuda para continuar con su novela porque considera que la trama de su libro en progreso es magnífica, Jake lo tacha como el típico narcisista aficionado. Pero entonces . . . escucha la trama.

Jake regresa a la trayectoria descendente de su propia carrera y se prepara para la publicación de la primera novela de Evan Parker: pero eso nunca sucede. Jake descubre que su antiguo alumno ha muerto, presumiblemente sin haber completado su libro, y hace lo que cualquier escritor que se precie haría con una historia como esa: una historia que es absolutamente necesario contar.

En unos pocos años, todas las predicciones de Evan Parker se han hecho realidad, pero Jake es el autor que disfruta del éxito. Es rico, famoso, elogiado y leído en todo el mundo. Pero en el apogeo de su gloriosa nueva vida, recibe un correo electrónico, la primera amenaza de una aterradora campaña anónima: eres un ladrón, dice el correo.

Mientras Jake lucha por entender a su antagonista y ocultar la verdad a sus lectores y editores, comienza a aprender más sobre su difunto alumno, y lo que descubre le asombra y aterroriza. ¿Quién era Evan Parker y cómo se le ocurrió la idea de su «apuesta segura» de una novela? ¿Cuál es la verdadera historia detrás de la trama y quién se la robó a quién?

La trama, Korelitz

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar