La primera detective, de Andrew Forrester

Agatha Christie aún no había nacido cuando James Redding Ware ya había publicado esta novela con el protagonismo esencial de una mujer a los mandos de una investigación. Corría el año 1864. Así que por muy original y disruptiva que sea una obra, siempre aparece un antededente. Si incluso el descubrimiento de América se puede asociar con navegantes vikingos poco dados a las crónicas de sus viajes…

La cuestión es que bajo el pseudónimo de Andrew Forrester disfrutamos de una serie de relatos en torno a Miss Gladden y sus peripecias deductivas de primer orden en busca de la resolución de delitos y crímenes de primer orden.

A lo largo de las siete narraciones de este volumen, conoceremos a la fascinante y decidida Miss Gladden, una mujer fuerte, misteriosa (sus circunstancias personales e incluso su nombre real nunca llegan a revelarse) y con unas habilidades para la lógica y la deducción que anticipan las del mismísimo Sherlock Holmes, con quien comparte además el desdén por la policía convencional y sus métodos. Ya sea para solventar casos de asesinato, de robo o de fraude, busca pistas concienzudamente, se introduce de incógnito en las escenas del crimen y rastrea a los sospechosos a la vez que se encarga de borrar bien sus propias huellas y de identificarse como detective solo cuando la ocasión de veras lo requiere.

Andrew Forrester abrió una necesaria y fructífera vía al otorgar el protagonismo de su obra a la primera detective profesional en la historia de la literatura. Y al igual que el crimen y el engaño no han dejado de florecer desde entonces, tampoco lo han hecho la intuición y el ingenio que tan disfrutablemente nos ofrecen estas páginas.

Ya puedes comprar el libro «La primera detective», de Andrew Forrester, aquí:

La primera detective, de Andrew Forrester
Valorar post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar