La oficina de estanques y jardines, de Didier Decoin

Clic libro

La odisea de una mujer en el Japón del siglo XII. El resumen estricto de esta novela se condensa en esta sencilla frase. El resto viene después….

Didier Decoin se tomó muy en serio la escritura de esta novela (como debe de ser, por supuesto) Más de una década dedicada al conocimiento y acercamiento a la cultura nipona para irse pertrechando de todo lo necesario para una novela sencilla pero profunda. Miyuki emprende un viaje inesperado desde su pequeño poblado hasta el centro de poder del Japón del momento, la corte imperial del emperador Kanna.

Como en tantas otras ocasiones, lo importante es el viaje, el encuentro de Miyuki con la crudeza del tiempo que le toca vivir y su templanza para sobreponerse a todo. Un cierto toque fantástico en ocasiones sirve como asidero de la propia Miyuki para negarse a ese mundo atroz, con ese no sé qué de la cultura nipona que despierta moralejas de cada escena, de cada encuentro. De hecho, el simple esbozo de Miyuki como destinada al mantenimiento de los estanques imperiales y convencida a emprender viaje a la muerte de su marido, resulta ya metafórico.

Elegir camino provoca encuentros con lo perverso del ser humano pero también brillantes escenas de reconciliación con la existencia, por irreconciliable que parezcan los abusos y los padecimientos de alguien que solo busca su pequeña felicidad.

Resumen: Japón, año 1100. Al borde del río Kusagawa hay una pequeña aldea conocida más allá de sus fronteras por ser la encargada de surtir los estanques de la ciudad imperial de las carpas más hermosas. Pero este año el diestro pescador que lleva a cabo tal tarea ha muerto, y su joven viuda es la única que tal vez podría reemplazarlo.

Así, reclutada por el director de la Oficina de Estanques y Jardines, y cargando sobre sus frágiles hombros una pértiga de la que cuelgan los cestos donde rebullen los peces, Miyuki emprende un largo viaje en el que deberá afrontar amenazas y monstruos -humanos y acuáticos-, y demorarse en posadas de té en las que no se vende precisamente té. Una vez en la corte imperial, con la misma inocencia con la que ha conocido el sexo y el engaño, y vestida con doce kimonos de seda, será la insospechada protagonista del concurso anual de perfumes convocado por el emperador con el tema de «una doncella cruzando un puente luna entre dos neblinas».

Ya puedes comprar el libro La oficina de estanques y jardines, la nueva novela de Didier Decoin, aquí:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.