La casa de modas, de Julia Kröhn

La casa de modas
Disponible aquí

Se asegura como parte de la promo de esta novela que su trauma cautivó a una de las autoras referentes de ese renacido costumbrismo decimonónico que sirve al gusto melancólico lector y a causas pujantes como el feminismo.

Será que Anne Jacobs se quedó prendada de esta obra de la escritora austríaca Julia Kröhn. Y es fácilmente entendible en la sintonía temática, en la escenografía presentada con similar pulso a la saga de la Villa de las telas.

La cuestión es que sea premeditado o no, se trate de una búsqueda de las editoriales de historias de temática similar a los booms de Anne Jacobs, la cuestión final es que nos enfrentamos a una trama plenamente disfrutable, ubicada en un mundo paralelo al de Jacobs solo que con saltos más marcados para trazar esos nudos entre idas y venidas en medio del siglo XX.

O sea, una suerte de saga sintetizada que puede dar lugar a precuelas que se extiendan sobre momentos no narrados. Solo que en esta novela se rescata en principio lo esencial, el enigmático devenir de un tiempo que vincula a tres mujeres de una misma familia desde 1920 hasta el inicio de los setenta.

Mucho tiempo para hilvanar esos nudos, muchas posibilidades para que Fanny, Lisbeth y Rieke vayan enfrentando sus destinos, escritos con ese mágico proceder que en ocasiones guioniza como si de verdad alguien se encargara de darle sentido a todo.

Solo que las protagonistas poco saben de los hilos que las unen más allá de su natural árbol familiar. Ellas viven en cada momento su dedicación a la moda. Y ahí la autora aprovecha para introducirnos con hábiles pinceladas los usos y costumbres que saltan más allá de la moda hasta las corrientes sociales y morales.

La gracia reside en eso, en la excusa de las modas, pasajeras pero siempre de ida y vuelta, como las vidas, los secretos familiares y las punzadas de ese hilo de plata empeñado en remendar existencias.

Asomadas a momentos trascendentales de su vida, las tres mujeres afrontarán ese momento de la decisión que lo cambia todo. Solo que, pudiendo tratarse de ese guionista superior que pudiera dar sentido a todo, quizás algunas pistas para avezadas observadoras (como un simple chal rojo) puedan hacer que sus decisiones se sustenten en la mejor opción para que todo acabe casando con la maravillosa cadencia de una sinfonía que recorre gran parte del siglo XX, entre sus luces y sus sombras.

Ya puedes comprar la novela La casa de las modas, un libro de Julia Kröhn, aquí:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.