La cadena, de Adrian Mckinty

La cadena, de Adrian Mckinty
Disponible aquí

Llega el día. Tu teléfono móvil suena y compruebas que has sido añadido a un grupo de padres del colegio. La pesadilla ha comenzado…

Bromas a parte, la idea de esta novela es muy sugerente partiendo de esa sensación de particular conexión entre los padres de hoy en día. Una referencia que Adrian Mckinty ha sabido transformar en el más oscuro de los argumentos, al más puro estilo de los grandes thrillers domésticos de Shari Lapena.

Bajo el ritmo frenético de las grandes novelas de suspense, con ese intenso componente emocional de la maternidad, la tensión se incrementa exponencialmente a cada nuevo participante de la siniestra cadena. La trama avanza enlazándose con una electricidad del pánico que engancha hacia la ansiada resolución más favorable posible.

Y por momentos parece que no puede darse esa solución. Porque la maraña de emociones y miedo se engarza en cada nuevo padre o madre llevado al extremo. Incluso cuando alguien como Rachel reacciona de manera inesperada y decide enfrentarse a ese demencial plan, tampoco podemos esperar una resolución que acabe por desvelarlo todo.

Se trata del más siniestro de los teléfonos rotos. Los mensajes entre los padres corren como la pólvora y dificilmente puede encontrarse el origen de todo. El asunto es demencialmente sencillo. Kylie, la hija de Rachel ha sido secuestrada y la asustada madre es informada de que tiene que pagar el rescate y continuar con la cadena de raptos si quiere volver a ver a su hija con vida. Y digo que es algo “sencillo” porque son los propios padres quienes se ven impelidos a continuar con esa cadena de acciones y llamadas para el lucro más indecente del desconocido iniciador del plan.

Los creadores de la cadena lo tienen claro. Consideran que cualquier progenitor estaría dispuesto a matar a quien sea para recuperar a su hijo a hija.

Haría falta grandes dosis de frialdad, coraje o locura para decicir romper la cadena. Pero resulta que Rachel tiene un poco de todo eso. Gracias a ella la cadena puede llegar a romperse. La cuestión es si finalmente lo logrará y si, además, podrá descubrirse el punto en el que se originó todo…

Ya puedes comprar el libro La cadena, el nuevo libro de Adrian Mckinty, aquí:

Disponible aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.