Inventario de algunas cosas perdidas, Judith Schalansky

No hay más paraísos que los perdidos, que diría John Milton. Ni cosas más valiosas que las que ya no se tienen, ni se pueden observar. Las verdaderas maravillas del mundo entonces son más las que acabamos por perder o destruir que las que hoy se inventarían como tales, apostillando un necesario «del mundo moderno». Porque ya quisieran las pirámides, murallas, gigantescas esculturas o demás estructuras sobrevivientes cargar con ese brillo melancólico de lo desaparecido.

Siempre está bien proceder a un inventariado de lo perdido. Como en este caso ha hecho Judith Schalansky con la magistral intención de engrandecer el mito y añadir a esa cifra oficial de las 7, otras obras más reducidas pero de mayor significancia cuando se acaba por avistar lo extenso de su legado entre luces y sombras…

La historia de la humanidad está llena de cosas perdidas, relegadas al olvido en ocasiones, o destruidas por el hombre o la erosión de los días. Algunos de esos dispares objetos, reales o imaginarios, quedan recogidos e inventariados en este libro: los enigmáticos fragmentos que han pervivido de los poemas de Safo, el Palacio de la República de Berlín, el tigre del Caspio o el supuesto esqueleto de un unicornio.

Una obra cautivadora e inclasificable que nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre el significado de la pérdida y el papel de la memoria a través de la evocación de doce tesoros que el mundo ha perdido para siempre, pero que, gracias al rastro que dejaron tras de sí, en la historia, la literatura y la imaginación, tienen una segunda vida.

Ya puedes comprar el libro «Inventario de algunas cosas perdidas», de Judith Schalansky, aquí:

CLIC LIBRO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.