Fake News: La nueva arma de destruccion masiva, de David Alandete

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Hay algo sumamente siniestro en nuestro mundo convertido en un Fake World bombardeado constantemente por las Fake News: La complacencia.

Me explico…

Que las noticias falsas hayan llegado para quedarse tiene mucho de segmentación de la información, de esa búsqueda algorítmica de lo que pasa en un mundo pasado por el embudo de Internet. Porque ahí está todo, en internet, y jamás de los jamases nos iba a dar para tanto el cerebro como para ser capaces de alcanzar ese magma incontenible de hechos a nuestra disposición.

Y nos quedamos con la visión del mundo que nos interesa. Y ahí aparecemos como ciudadanos deseosos de recibir nuestra información, la que más nos apetece leer…

Es como los sistemas de publicada retroalimentados por las cookies. Resulta casi terrorífico que entres en un dentista y al salir de la consulta mires en tu móvil twitter y te aparezca un anuncio de endodoncias a 25€ (No dudes ni un instante en que esto es así, en cuanto que tu móvil está rastreado y has aceptado cookies y condiciones bíblicas de cualquier plataforma, te ocurrirá esto)

De la misma forma que la publicidad, las noticias nos llegan tendenciosas, a nuestro gusto, dibujándonos un mundo en el que nuestro partido político mola más y sus líderes van por ahí pisoteando a los contrincantes. Y respiramos satisfechos…

¿Cómo no iba a utilizar Trump o cualquier otro dirigente con pocos escrúpulos semejante herramienta ofrecida por la gran plataforma de turno? ¿Cuánto vale una noticia ajustada al mundo que quien la escribe quiere que sea? Total, qué mas da, si el usuario va a seguir siendo bombardeado por su visión del mundo ratificada en ese reflejo fake ajustado a sus deseos cual espejo de Blancanieves.

En este libro se nos ofrece un repaso muy interesante sobre los hacedores del Fake World más avieso, aquel que se usa para dirigir fobias y filias y potenciarlas hacia el interés buscado.

Trump, Cataluña, el Brexit… casos candentes en los que puedes imaginar el constructo digital levantado para recrear la verdad al gusto, sazonada bien de interés y presentada con acompañamiento de irrefutabilidad…

Demencial. En estas páginas descubrirarás apasionantes aspectos de la gran mentira. Y sí, cierto es que puede haber esperanza en la normativización, como apunta el autor. Solo que, como en la piratería digital, Internet suele ir mucho más rápido que la mejor de las intenciones.

Ya puedes comprar el libro Fake News: La nueva arma de destruccion masiva, de David Alandete, aqui:

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.