Elevación, de Stephen King

Elevación, de Stephen King
Disponible aquí

Cuando Stephen King se pone a narrar sobre lo paranormal, el corazón se encoge en cuanto empiezas a leer. El simple hecho de regresar a Castle Rock ya supone una invitación a lo inesperado en un lugar que trasiega entre reflejos de nuestra cotidianeidad y millones de agujeros de gusano hacia cuartas y quintas dimensiones.

En su momento señalé la novela La zona muerta, como mi favorita de este genio incomparable. Pese a que es atrevido apuntar a lo mejor de cualquier autor, había algo en esa historia fantástica de rabiosa humanidad, emocionante en su vertiente más interna y fascinante en su trama más fantástica.

En esta ocasión regresa ese Stephen King convencido del aspecto moralizante de la ficción, de la capacidad de sacar chicha desde las elucubraciones fantásticas. Porque una vez que una historia emocionante nos gana, King siempre es capaz de abrirnos a grandes ideas desde esas emociones casi infantiles.

Scott Carey sufre un extraño efecto de lo etéreo. Parece como si cada día perteneciera menos a este mundo y apuntara a la ingravidez. Su desmaterialización no es visible para los demás, nadie es capaz de descubrir lo que la báscula muestra de manera indubitada. Scott está dejando de pesar como el resto de humanos.

Como todo fenómeno extraño, Scott sufre y teme. Solo el doctor Ellis comparte su extraña “dolencia”, más que nada en base a su juramento hipocrático.

Poco a poco la nueva naturaleza de Scott trasciende a aspectos cotidianos de Castle Rock. Y mágicamente, entre lo siniestro del asunto, el cambio apunta a una mejora en muchos ámbitos…

Sin duda Tim Burton estaría encantando de llevar al cine una historia como esta, tan emotiva como Eduardo Manostijeras o Big Fish con el añadido de ese jugo especial de diálogos, introspección en personajes y descripciones que solo King sabe aunar.

Entre el cuento fantástico y la novela corta, el devenir de Scott, y por extensión el destino más mundano y a la par trascendente de Castle Rock, sabe a poco y a su vez debe ser así. Porque en el fondo solo se trata de la vida más particular de una nueva amiga, marginada por su entorno social. Pero el nuevo Scott, ligero como las plumas podrá correr en su ayuda y cambiarlo todo…

La exposición de Scott en cuerpo y alma es una moraleja encatandora, trazada con maestría con esas pinceladas que despiertan desde lo breve y sus finales sugerentes, invitaciones y ecos que quedan hasta muchos después de haber acabado con la última página.

Adiós, Scott, buen viaje y no olvides abrigarte bien. Por allá arriba debe hacer un frío del carajo. Pero, al fin y al cabo formará parte de tu misión, sea cual sea.

Ya puedes comprar Elevacion, el nuevo libro de Stephen King, aquí:

Elevación, de Stephen King
Disponible aquí

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.