El visitante, de Stephen King

El visitante, de Stephen King
clic libro

Uno ya pierde toda noción espacio temporal con un autor como Stephen King.  Si hace poco anunciaba la inminente publicación de La caja de botones de Gwendy (ya editada en inglés hace tiempo), ahora ha llegado a España, adelantando por la derecha, esta nueva novela “El visitante” que a la postre guarda una doble relación, en primer lugar con la caja, al menos en cuanto al diseño de una similar presencia oscura y empeñada en despertar las tentaciones más destructivas. Y en segundo lugar con la trilogía del policía retirado Bill Hodges y su particular repaso del caso más ominoso que lo pesigue una vez retirado.

Sin embargo El visitante es una historia que desconcertará a más de un lector acérrimo de King y que puede demostrar a otros esa versatilidad del genio de Portland que los seguidores de siempre ya disfrutamos desde que nos atrapó para su causa.

Porque sin bien es cierto que en las páginas de El visitante se disfruta de ese autor que perfila personajes rebosantes de naturalidad en medio de entornos inquietantes, en esta ocasión King se disfraza de escritor de género negro con un punto de investigación desde lo forense; al estilo de las novelas negras más adentradas en el thriller psicológico, del crimen teatralizado por una mente perturbada capaz de todo.

Nada peor (o mejor para apuntalar el aspecto macabro del arranque de una historia) que descubrir a un niño muerto después de someterlo a una brutalidad inimaginable. Como suele ocurrir en la vida real, la figura del sospechoso localizado en la parte amable del mundo, termina por desubicar a todos. Porque Terry era un tipo estupendo. Sí, de los que saluda con una sonrisa que entrecorta su distendido silbido, mientras agarra con sus grandes manos las de sus hijas…

Pero los indicios físicos son claros, por muchas excusas, coartadas y defensas a ultranza de los últimos habitantes con fe de Flint City.

La tarea de un detective siempre supone el desentrañado de la verdad, una verdad que, venida de la mano de Stephen King apunta a algún giro de los que acaba por dejarte boquiabierto, ciertamente shockeado.

La atroz culpa de un delito y pecado capital que solivianta y convulsiona a toda la sociedad de Flint City conduce al detective Ralph Anderson a un grado de cautela, meticulosidad y escrúpulo prácticamente imposible ante la virulencia del caso.

Quizás solo él, con esa concesión necesaria a la inocencia pueda acabar descubriendo algo. O tal vez una vez adentrado en lo más hondo del caso del asesino imposible Terry Maitland, acabe alcanzando la más cruda de las verdades, esa que convierte el mal en una corriente capaz de deslizarse de alma en alma, con la idea de que todo lo sobrenatural solo fuera cosa de un diablo a los mandos de este mundo.

Ya puedes comprar la novela El visitante, un gran thriller policíaco de Stephen King, aquí:

El visitante, de Stephen King

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.