El irlandés, de Charles Brandt

El irlandés
Clic libro

Al rescate de uno de esos buenos libros que en su momento ya triunfó en Estados Unidos pero que quedó para consumo interno yanqui, De Niro se entregó a una trama criminal de no ficción para conseguir ese gancho de lo real que cautivara a millones de espectadores.

Y eso que De Niro se encontraba junto a Scorsese avanzando en una peli sobre una novela negra del hampa internacional de Don Winslow…, pero claro, la potencia de esta historia recopilada desde la vida misma, venía que ni pintada para una tendencia en cine y series marcada por tramas criminales como Narcos.

Después de la muerte de Frank Sheeran, uno de los más grandes sicarios del mundo, el escritor Charles Brandt se entregó a la causa de la invetigación sobre el personaje y la persona. Siempre con esa sed cronística de quien se descubre apasionado de una historia que se sumerge en lo más oscuro del submundo, de las sombras de nuestra realidad.

Un año después salió el libro I Heard You Paint Houses que reunía todo lo investigado y lanzaba los lectores a las típicas elucubracione sobre una especie de antihéroe real, superviviente a su propia leyenda negra y a persecuciones que jamás dieron con sus huesos hasta que muriera pacíficamente en su cama.

El aspecto en el que más se centra el foco de la peli de Scorsese, y que, digámoslo todo, revitaliza a un De Niro que poco a poco parecía quedar como actor residual de comedia, es el caso Hoffa.

Porque la irresolución del asesinato de este famoso y poderoso sindicalista, más proclive a los negocios turbios que a la representación sindical, dio lugar a una leyenda acrecentada por el testimonio de Sheeran recogido en el libro. Ahí quedó negro sobre blanco cómo el irlandés se encargó de quitar de enmedio a Hoffa.

Pero lo más curioso de todo es cómo, a raiz del encargo de matar a Hoffa, Sheeran ofrece las especiales conexiones de éste con ámbitos de poder inesperados, salpicando con esa pringosa sensación del hampa alcanzando cual mancha extendida hacia ámbitos de poder. Solo que en este caso esas esferas dirigentes son espeluznantemente reales.

El suspense está servido a medio camino entre testimonios, investigaciones del FBI y esa apertura que el paso del tiempo permite, como una prescripción de conciencia para reconocer verdades muy crudas.

Ya puedes comprar el libro El irlandés, de Charles Brandt, aquí:

El irlandés

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.