El caso Bramard, de Davide Longo

El género negro sufre un continuo abordaje por nuevos autores capaces de asaltar conciencias lectoras en busca de nuevos botines. En parte porque, en la narrativa criminal actual, cuando le pillas el truco al autor de turno, vas en busca de nuevos referentes.

Davide Longo ofrece actualmente (ya hizo algunas incursiones en el noir hace años con su novela «El comedor de piedras) ese plus de noir a la italiana que bebe de Camilleri pero que se aproxima más a su otro compatriota Luca d´Andrea. Escenografía «made in» una Italia profunda donde cada cual pone su impronta para descubrir, en los asesinos, mentes capaces de todo desde una inteligencia perturbada.

En la serie de los crímenes del Piamonte, iniciada con este caso Bramard se nos promete ansias de venganza entre oscuros espacios de corrupción y depravación. Zonas de umbría donde el odio y la culpa esperan su momento para irrumpir con fuerza.

Corso Bramard era el inspector de policía más prometedor de Italia, hasta que un asesino en serie al que seguía la pista secuestró y mató a su esposa y a su hija. Han pasado veinte años desde entonces, Corso vive en una vieja casa en las colinas cercanas a Turín, da clases en un instituto y pasa la mayor parte del tiempo escalando solo.

Sin embargo, algo permanece intacto en él: la obsesión, cultivada con tranquila firmeza, por encontrar a su enemigo. Un asesino que sigue enviándole los versos de una canción de Leonard Cohen. Diecisiete cartas en veinte años, mecanografiadas con un Olivetti del 72. ¿Una invitación? ¿Un reto? Ahora, ese oponente que nunca ha cometido errores parece haberse topado con una distracción. Una pista fundamental. Suficiente para que Corso Bramard reanude la caza, iluminando una escena poblada de personajes ambiguos y poderosos, un laberinto de silencios que conducen a Corso hacia su destino.

Ya puedes comprar la novela «El caso Bramard», de Davide Longo, aquí:

El caso Bramard

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar