El archipiélago del perro, de Philippe Claudel

El archipiélago del perro, de Philippe Claudel
Disponible aquí

El mejor Claudel está de vuelta con una de sus típicas novelas negras con ese componente de mezcla inesperada que solo la capacidad creativa de este autor francés puede hacer funcionar.

El gusto por el género negro se explica en parte por su conexión con esa parte atávica y oscura del alma humana en sus peores instintos domados por la moral y la necesidad de convivencia implementada desde la razón.

Y eso lo sabe perfectamente el bueno de Claudel y así lo manifiesta en muchas de sus historias y particularmente en esta nueva novela.

Viajamos hasta una nueva Itaca en pleno Mediterráneo, solo que en su vertiente más siniestra. Porque los habitantes de las islas del Perro son también personajes de una odisea moderna, con más dosis de tragedia intuída entre los soplos del viento siroco que trae ecos de violencia.

La muerte, el crimen típico de toda novela negra apunta en este caso a tragedias ciertas de emigrantes en busca de esa suerte mitad ruleta rusa entre las olas del mar. Y no, la suerte no se acaba dando. Los cuerpos de las últimas víctimas del mar, para infortunio en la conciencia de los isleños, acaban yaciendo en sus playas.

Corren días de esperanza para los lugareños. Quizás un capital decida invertir en la isla como nuevo reclamo de ocio para ricos en busca de aventuras. Y las víctimas son la peor imagen de marketing ante tales negociaciones.

Solo que los muertos traen con ellos el conflicto entre vecinos, las tensiones y la furia desatada en ese espacio que se torna cada vez más asfixiante.

Y así la ficción acaba por golpearnos con contundencia. Porque a la postre no somos tan distintos de esos tipos infames que viven en su pequeña isla mirándose el ombligo, impasibles al dolor y la muerte, capaces de defender el terruño con armas y sangre…

Ya puedes comprar el libro El archipiélago del perro, la nueva novela de Philippe Claudel, aquí:

Disponible aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.