Ejercicios de memoria, de Andrea Camilleri

Ejercicios de memoria
clic libro

Es curioso como en ausencia del autor de turno, lo que pudo haber sido una publicación disrruptiva, una extravagancia en vida, acaba siendo tras su muerte una rareza para mitómanos. Pero también todo un acercamiento a profanos que quizás nunca leyeron al escritor que no hace tanto abandonó la escena y que aquí sintetiza ese famoso ¿por qué? del escribir.

La cuestión es que como en el caso (recuperado por proximidad en sus fallecimientos) de Ruiz Zafón con su obra postuma “La ciudad de vapor”, ahora sale este libro singular de Camilleri que es leído con ese punto de idolatría y la añoranza desde la que todo cobra nuevo significado.

Y así todo tiene cabida en un volumen que recopila relatos y vivencias, los últimos de todos ellos, en esa mezcla de realidad y ficción que en última instancia define al escritor entregado a la causa de engrandecer el oficio durante años y años…

A pesar de haberse quedado ciego a los noventa y un años, Andrea Camilleri no se dejó amedrentar por la oscuridad, igual que nunca tuvo miedo a la página en blanco. El autor siciliano escribió dictando hasta el final de sus días, y con la oralidad encontró una nueva forma de contar historias. Desde el principio de su ceguera, se aplicó al ejercicio de la memoria con la misma disciplina férrea con la que había trabajado toda su vida. Con persistente lucidez, se dedicó a hilvanar los recuerdos de una vida larga y prolífica, haciendo gala de una agudeza mental única y su particular visión del mundo.

Este libro nació como un ejercicio para practicar esta nueva forma de escritura, una especie de cuadernillo de vacaciones: veintitrés relatos concebidos en veintitrés días. En ellas, el autor rememora episodios clave de su vida, retrata a los artistas que tuvo en más estima y repasa la historia reciente de Italia, la que ha vivido en primera persona. Un juego literario donde se entrelazan sonidos, conversaciones e imágenes que nunca podrá sacarse de la cabeza.

«Me gustaría que este libro fuera como la pirueta de un acróbata que vuela de un trapecio a otro, tal vez haciendo un triple salto mortal, siempre con la sonrisa en los labios, sin exteriorizar la fatiga, el compromiso diario o la sensación constante de riesgo que ha hecho posible ese progreso. Si el trapecista mostrara el esfuerzo que le ha costado ejecutar esa cabriola, el espectador ciertamente no disfrutaría del espectáculo.»

Ya puedes comprar “ejercicios de memoria”, de Andrea Camilleri, aquí:

Ejercicios de memoria
clic libro

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.