Cielo azul, de Daria Bignardi

Hace ya tiempo que el desamor se dejó de romanticismos para coger cita en el psiquiatra, como todo hijo de vecino. Narrar ese desamor en crudo cobra otra dimensión en manos de Daria Bignardi. Porque se trata de desnudar miserias que dejan en la fría soledad ante un Universo que de repente se cierne sobre el ser humano abandonado a su suerte.

Ella que se sentía encauzada en esa suerte de destino compartido. Él que quizás sintió esa pesadez que supone la levedad de una existencia que quemar junto a la misma alma. El asunto acabó mal, precipitado para ella e inexcusable para él. Pero lo peor es que la vida sigue, cambiando de quinta a primera, ralentizándolo todo bajo esa sensación de que quizás ya no se muera una nunca y tenga que vagar por la existencia durante milenios de dolor.

Con ese deje de resilencia, sublimación o el eufemismo que se quiera poner hoy en día a lo de salir magullada y lamerse las heridas tras una relación fracasada, esta trama consigue convencernos de ese todo pasa, de ese clavo que saca otro clavo, aunque quizás no ya vía nuevos amores para un corazón roto y quemado…

Desde que su marido, Doug, la dejó de repente y sin dar explicaciones, Galla pasa los días en el sofá, contemplando la magnolia del patio, fantaseando con todo tipo de ideas sobre qué quiere hacer con su vida y sintiéndose culpable por lo que ha sucedido.

Durante su primer viaje en solitario, a Múnich, descubre por casualidad la casa museo donde se expone la obra de la pintora Gabriele Münter. Sus cuadros «tan llenos de color y tan desprovistos de alegría» la hipnotizan. Desde ese momento, la voz de Gabriele entra en la vida de Galla: la atormenta y se burla de ella mientras le cuenta su larga historia de amor con Kandinski, muy parecida a la de Galla con Doug.

Una novela irresistible, a ratos irónica y siempre apasionada, que mezcla ligereza y profundidad, gracia y ternura, mientras explora nuestra relación con el dolor que, en el fondo, es la relación con nosotros mismos.

Ya puedes comprar «Cielo azul», de Daria Bignardi, aquí:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar