Ajuste de cuentas, de John Grisham

Disponible aquí

El sello Grisham es ya mucho más que sus tramas judiciales. Esos thrillers de lo legal en los que este autor americano se ocupa de navegar sobre las lagunas legales más profundas, allá donde los derechos se sumergen en favor de los intereses aviesos.

Porque en novelas como esta, Ajuste de cuentas, la tensión se cierne desde ese ámbito judicial siempre presente en la bibliografía de este escritor, hacia el suspense psicológico, hasta el sondeo del alma humana cuando ésta es conducida por las circunstancias a la peor de sus versiones.

Porque Pete Banning es un personaje estereotípico del Estados Unidos del siglo XX. El joven hijo de un triunfador erigido desde los cimientos del héroe superviviente a la Segunda Guerra Mundial.

Admirado, reconocido por la mayoría de sus vecinos y finalmente reconvertido en el padre de familia próspera en aquel gran país en el que una casa de campo, con su granja y sus cultivos, emergía como el sueño americano versión américa profunda en la que la religión y las costumbres estructuraban todas las células de la sociedad.

Pero regresar indemne de los infiernos de una guerra no asegura controlar cualquier otra batalla interior en una esfera tan esencial como lo familiar. Siempre queda un lado oscuro que puede acabar por ocupando al ser humano.

Nadie esperaba que Pete, el buen hijo de Clanton, cometiera un asesinato. La Guerra Mundial habia terminado un año antes y la paz se sostenía con ese punto de apariencias sobre la otra guerra subyacente, la guerra fría.

Es entonces cuando la novela adquiere un doble valor. Porque el silencio de Pete después del siniestro cambio de sino que se extiende sobre el honor de su familia, nos conduce a indagar sobre sus motivos.

De mano del abogado y de la familia de Pete nos movemos desde ese país, supuestamente colmado de bendiciones como cabecilla de los Aliados pero que de puertas hacia adentro tenía que sofocar sus propias fobias y miedos capaces de asemejarse a las peores ideologías combatidas, hasta los espacios más remotos de la Segunda Guerra Mundial.

Porque más allá de Normandía, de las gloriosas marchas entre cascotes por las capitales europeas, en lugares como Filipinas se cocía una guerra más cruda si cabe, más brutal. El escenario b para un ejército estadounidense en el que Clanton también tuvo que desempeñarse a fondo en batallas cuerpo a cuerpo que regaron las islas de sangre estadounidense más que de nipona.

Y resulta que Pete, el hijo del héroe, lo engarza todo. Las consecuencias de unas batallas eclipsadas por el escenario europeo. La extensión, pese a todo, de la pernicioso ideología de la xenofobia por casi todo Estados Unidos.

Desde Filipinas, hasta Estados Unidos. Los motivos para matar como una secuela extraña en Pete, quien no suelta prenda sobre su fatal decisión de matar. El juicio correspondiente y el frenético ritmo de la verdad que puja por sentarse de nuevo en el estrado para, si es posible, sobrecogernos a todos con su claro testimonio, tan luminoso como cegador…

Ya puedes comprar la novela Ajuste de cuentas, el libro de John Grisham, aquí:

Disponible aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.