Aguas oscuras, de Robert Bryndza

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Precio: Consultar en Amazon.es
En el género negro, los bestseller surgidos de manera expontánea se multiplican por doquier. En España tenemos el caso del fulgurante e insultantemente joven Javier Castillo, por citar a uno de los más destacados. En Reino Unido tienen a un Robert Bryndza que apunta a ese mismo nivel desde un origen compartido en plataformas de autoedición en las que la querencia de los lectores acaba por alcanzar a editoriales punteras.

Te veré bajo el hielo“, su primera novela (o al menos la que lo dió a conocer en toda Europa), nos presentó a una implacable Erika Foster enfrentada al criminal y a sus abismos interiores como paradigma de cualquier novela negra actual. Y la cosa funcionó notablemente porque Robert se ocupó de dotar de esa verosimilitud inquetante del buen narrador de escenarios entre lo morboso y lo siniestro a la espera de divisar un poco de luz en una resolución del caso que imperativamente debe presentarse desde un climax argumental.

Y ahora nos encontramos con una tercera entrega de la saga Foster que apunta hacia esa máxima de que ningún gran secreto puede enterrarse para siempre. La casualidad o tal vez la causalidad deriva en un encuentro inesperado. Durante una operación antidroga que concluye con la incautación de un importante alijo y con el descubrimiento de unos huesos humanos, espeluznantemente pequeños. La sombra del infanticidio o de algún extravío remoto de un niño se abre como una hendidura de la conciencia.

Los huesos pertenecen a la pequeña Jessica Collins, desaparecida hace más de dos décadas. La recuperación de casos remotos tiene siempre ese extraño encanto del tiempo perdido, de las mentiras capaces de abrirse camino entre la crueldad, de la desesperacion de unos familiares que vuelven a toparse de pleno con sus fantasmas repudiados a los sueños de cada noche. Quien mejor puede orientar a Erika Foster es Amanda Baker, quien encabezara la búsqueda de la niña y el desentramado de los motivos para su desaparición. Pero quien fuera que engañó en su momento a Amanda estará muy al tanto de las novedades. También el asesino puede tener sus propios fantasmas, unos oscuros recuerdos de lo que hizo y lo que puede volver a hacer si la agente Foster sigue indagando acerca de ese caso olvidado.

Ya puedes comprar la novela Aguas oscuras, el nuevo libro de Robert Bryndza, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.