3 mejores libros de Neal Shusterman

La frontera entre literatura juvenil y de adultos en ocasiones marca una difusa frontera. Porque no es lo mismo leer novelas de J.K. Rowling y su Harry Potter que a una Suzanne Collins o al propio Neal Shusterman, mucho más avanzados hacia esos umbrales en los que lo fantástico igual te vale para un adolescente que para un cuarentón friki. Quizás sea esa la cuestión, que los nuevos cuarentones de nuestros días realmente pueden ser adolescentes mal curados 😛

Sea como fuere, lo de Shusterman es el ejemplo del superventas que todo lo alcanza desde ese fantástico que fluye a dos vertientes, con ese punto épico que engatusa a púberes y con el fondo más profundo que también se gana a lectores más maduretes. Lecturas apasionantes

Claro está que la extendida carrera literaria del bueno de Neal ha dado para mucho, diversas series de novelas, libros de no ficción, relatos y hasta juegos con ese punto de juegos de pistas entre el rol, el scape room y las series de libros “elige tu propia aventura” que proliferaban en los ochenta o noventa.

Aquí nos vamos a detener en lo que ha ido llegando a España de este bestseller donde los haya que en su continuo mantenimiento en la cumbre parece desdibujado frente a fenómenos más espumosos.

Top 3 novelas recomendadas de Neal Shusterman

Siega (arco de la guadaña 1)

La metáfora de la siega como la más siniestra comparación con el fin, con la guadaña encargada de segar vidas para la cosecha de la eternidad, ya sea que toque cielo o infierno en un cribado de fe.

Desde el antiguo Egipto, la Antigüedad Clásica y hasta hoy, la muerte ha sido abordada desde el imaginario popular con un punto de fantasía. Los elementos, el olimpo o la religión desarrollan en la revisión humana ese imaginario inaccesible que bien puede ser o bien puede no tener absolutamente nada que ver. Shusterman nos invita a una revisión suya muy particular, atractiva, fascinante, una utopía sobre la vida y la muerte que acaba siendo distópica per se.

Antes, las personas morían por causas naturales. Existían asesinos invisibles llamados enfermedades, el envejecimiento era irreversible y se producían accidentes de los que no se podía regresar.Ahora, todo eso ha quedado atrás y sólo perdura una verdad muy simple: la gente tiene que morir.

Y esa es la tarea de los segadores. Porque en un futuro donde la humanidad controla la muerte, ¿quién decide cuándo y cómo sembrarla?Citra y Rowan acaban de ser seleccionados como aprendices de segadores. ¿Su objetivo? Superar las pruebas de su mentor, sean las que sean. Aunque en el proceso renuncien a todo lo que les hace humanos.

clic libro

Desconexión

Hace muchos años, allá por los prolíficos años ochenta recuerdo haber visto una película en la que una familia se preparaba para despedir a un hijo. En el examen general procedente de la ciudadanía había destacado sobremanera en su coeficiente intelectual y sus padres debían dejarlo marchar a su destino. Un destino que asomaba como algo oscuro y muy incierto para los sufridos padres.

En esta ocasión la misma idea me rondó cuando descubrí un planteamiento general del gobierno USA que disponía a los jóvenes en manos de sus padres. Si un adolescente se pone pesado, no hay mejor excusa para “apartarlo” a su manera…

La Segunda Guerra Civil de Estados Unidos, también conocida como «Guerra Interna», fue un conflicto prolongado y sangriento que concluyó con una resolución escalofriante: la vida humana se considerará inviolable desde el momento de la concepción hasta que el niño cumpla los trece años, entre los trece y los dieciocho años de edad, sin embargo, los padres pueden decidir «abortar» a su hijo de modo retroactivo… con la condición de que el hijo, desde un punto de vista técnico, no muera.

Al proceso por el cual se acaba con él al mismo tiempo que se le conserva con vida se le llama «desconexión». Actualmente, la desconexión es una práctica frecuente y socialmente aceptada.

clic libro

Trueno (arco de la guadaña 3)

En su sondeo de la muerte como argumento para plantear la soñada e idealizada “capacidad” de la inmortalidad, Shusterman planteó un escenario apocalíptico en lo que debiera ser un nuevo paraíso alcanzado por los hombres.

Y es que claro, acceder a ciertos conocimientos o sobrepasar ciertos límites siempre tiene sus consecuencias. Este cierre de la trilogía consigue dejar ese regusto de las historias fantásticas más trascendentes aunque siempre plenamente entretenidas en su acción frenética.Todo cambió hace tres años: fue entonces cuando Anastasia y Lucifer desaparecieron; cuando el segador Goddard llegó al poder; cuando el Nimbo retiró la palabra a toda la humanidad, menos a Grayson Tolliver.

En este impactante desenlace de El arco de la Guadaña, la trilogía que Neal Shusterman comenzó con Siega, se pondrán a prueba las lealtades y reaparecerán viejos amigos. Pero el rugir del trueno siempre es el preludio de la tormenta, y puede que el ruido del cambio ya haya empezado a resonar entre los portadores de la muerte.

clic libro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.