3 mejores libros de Lawrence Durrell

Conocida es la amistad de Lawrence Durrell con Henry Miller, coincidentes por ese devenir de las vidas que acaba magnetizando los polos necesarios para los más fascinantes encuentros. Aunque lo cierto es que Henry Miller parece ser una constante en más casos, como un extraño y oportuno personaje que alumbró importantes vanguardias del siglo XX.

Sea como fuere lo de Henry Miller, regresamos a Durrell para descubrir una errática vida, muy propia para todo escritor necesariamente influenciado por realidades cambiantes para ampliar su foco. Desde su India natal hasta la Inglaterra de sus ascendientes pasando por Grecia o Egipto entre muchos otros lugares de los que hizo esa suerte de hogar transitorio del espíritu inquieto.

Forjado como escritor desde ese mundo cambiante bajo sus pies y cargado con el bagaje de la vanguardia literaria Durrell ya tenía ganado su fértil espacio creativo. Gracias a Miller sabía que cabía hacer explícito lo que antes era tabú (como inequívoca herramienta para hacer de la literatura verdad). Así Durrell se desató finalmente como escritor hacia una línea siempre exploradora en la forma y abierta en el fondo hacia el conocimiento más exhaustivo del alma y sus pulsiones.

Top 3 libros recomendados de Lawrence Durrell

  • Justine: Dentro de un cuarteto de Alejandría que no me parece la mejor de sus obras, esta primera entrega es la que sostiene en mayor medida la trascendencia de la obra.

    La tetralogía quizás se haga larga (según para qué lector), pero esta obra, sin el artificio y lo pretencioso de una composición que apunta a volumen de gran escritor con ínfulas de eternidad, sí que se disfruta como uno de los habituales viajes de Durrell hacia el descubrimiento del ser a tumba abierta.

    Justine es poco menos que el retrato afectivo de una ciudad. A través de la mirada de un grupo de personajes muy diversos, algunos de ellos extranjeros que conocen en diversos grados la ciudad y sus costumbres, Durrell nos muestra los modos de vida y las formas de relacionarse en una ciudad recreada con todo su colorido.

    Las relaciones afectivas, amorosas y sexuales entre los protagonistas es uno de los aspectos que más impacto causó en el momento de su aparición, pero a ello pronto se añadió el elogio a la sabia combinación de un personaje colectivo pero heterogéneo con un inusual tratamiento de las coordenadas espacio temporales.

    Además, el desenlace, con una misteriosa muerte, es en realidad un final abierto que sólo cobra todo su sentido tras la lectura del resto del cuarteto. Durrel transmite con fuerza y convicción el hechizo que ejerció sobre él una gran ciudad llena de misterio y secreto.
Justine
clic libro
  • Antrobus: Nada tan positivo como saber reirse de uno mismo. Solo que siempre es mejor transformando las circunstancias hacia un alter ego conocedor de los mismos escenarios recorridos por el autor.

    Después está ya la extensión de la risa, la burla, la ironía y la crítica hacia todo lo demás visto en un mundo tan constreñido como es el de la diplomacia y sus incesantes protocolos.

    Antrobus, el protagonista de estos veinte relatos, es un inglés de la vieja escuela, y toda una institución dentro del Foreign Office. Anclado en el pasado, este anticuado diplomático ha estado destinado, durante los pasados treinta años, en Vulgaria [sic] y otros enclaves situados detrás del Telón de Acero.

    Aunque no pueda decirse que todas las desgracias que ocurren sean culpa del pobre Antrobus, lo cierto es que él, al igual que todo el cuerpo diplomático, anda siempre metido en dificultades.

    Jefes de misión, agregados militares, attachés de prensa y toda la pintoresca fauna que puebla las embajadas desfilan por las páginas de este libro complicando aún más las cosas. Y si finalmente consiguen salir airosos, no cabe la menor duda de que se debe a, como dice nuestro protagonista, su gran «firmeza ante la adversidad».
Antrobus
clic libro
  • Trilogía mediterránea: En esta ocasión me pasa lo contrario que con la tetralogía de Alejandría. Porque la novela que cierra el pack, “Limones amargos” es ese broche de oro que hacer mejorar al conjunto. Como si hubieras leído algo mejor de lo que había.

    Cada una de las novelas recoge con mayor o menor acierto ese aspecto del Mediterráneo como cuna de todo lo que es nuestra civilización. Con el aroma de un Mare Nostrum que no era tan grande como antaño imaginaban los antigüos generadores de leyendas y mitos llegados hasta hoy, Durrell divaga como el viajero que recorre todas sus costas, que se pierde en islas donde resuenan ecos milenarios de sirenas finalmente extraviadas.

    En el caso de “Limones amargos”, Durrell regresa más al terreno de la novela salpicada de retratos actuales como notas futuras al pie. Arranca en el Chipre de 1953-1956, cuando los chipriotas griegos pretenden liberarse de la dominación británica recurriendo a la idea de unidad nacional griega, lo que les lleva a enfrentarse a los chipriotas turcos.

    Las observaciones sobre el carácter de los habitantes de la isla van entrelazados con comentarios sobre la actualidad política y social, con descripciones de paisajes, con evocaciones históricas, con emotivas anécdotas y con recomendaciones gastronómicas que convierten estos tres libros en raros ejemplos de un tipo de libro muy propio de Durrell pero absolutamente inclasificables, tan originales como cualquiera de sus novelas.

    Lawrence Durrell hace un retrato certero, muy vívido y planteado con su singular talento de tres momentos bastante críticos en la historia de tres islas mediterráneas, al tiempo que traza un magnífico panorama socio político de momentos clave en la historia de estas islas, que él vivió desde primera línea, y que en particular en el caso de Chipre siguen sin tener una solución satisfactoria para todos.

    Sin embargo, lo más interesante es la absoluta y radical originalidad de estos tres libros, que pueden leerse con muchos propósitos distintos y a nadie defraudarán.

    Coincidiendo con el centenario del autor (que fue extensamente celebrado durante todo el año 2012 en los países de habla inglesa), Edhasa publicó por primera vez en un solo volumen un libro que el propio autor concibió y consideró como un todo unitario.
Trilogía mediterránea
clic libro

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.