3 mejores libros de Esteban Navarro

Ser policía y acabar escribiendo novelas parecer ser algo naturalizado en un considerable número de autores hechos ya primeros espadas de las literatura española. Narradores del lado oscuro del mundo que van desde Víctor del Árbol hasta Esteban Navarro, pasando por Pere Cervantes o Luis Esteban y algunos otros.

La cuestión es que si alguien anda falto de inspiración, precisamente ese lado oscuro del mundo (que todos ellos conocieron o aún conocen en el desempeño policial), aporta argumentos diversos que nacen desde las sensaciones del riesgo en carne propia hasta la simple observación de quienes campan entre las sombras.

Placebo, necesidad, convencimiento, quien sabe si un punto de expiación… La literatura en estos casos acaba naciendo o simplemente se desliza desde una impronta creativa innata ampliada en ese espacio inquietante y cargado de contrastes de las noches de patrulla.

Sea como fuere, bienvenidos sean este tipo de autores. En el caso de Esteban Navarro plenamente entregado a su creatividad desatada en una prolífica producción. Una bibliografía negra crecida con esa cuña de calidad que aporta el crecimiento boca a boca, el despertar desde mercados indies como es la autopublicación en amazon como palanca para ir alcanzando más y más cotas de éxito intercalando ediciones independientes y editoriales punteras.

Top 3 novelas recomendadas de Esteban Navarro

El apagón

Quien más quien menos tira de lugares compuestos desde un imaginario particular tremendamente útil para reflejar lugares comunes, espacios reales transformados a necesidad. Desde Stephen King con Castle Rock u otros hasta Gabo con Macondo.

En esta ocasión, Esteban Navarro nos ubica en un pueblo perdido sometido a algún extraño efecto entre lo magnético y lo telúrico que tiene a todos entre asustados, fascinados, desconcertados y aterrados.La oscuridad siempre ha sido lugar de encuentro para el mal. En la espesa negrura de un mundo sin luz los demonios colonizan nuestro mundo y, quien más quien menos acaba sucumbiendo a los siniestros reclamos…

En un pequeño pueblo del norte de España ha dejado de funcionar la electricidad de forma misteriosa. Ya no sirven ni las pilas, baterías, móviles, vehículos o maquinaria de cualquier tipo.El gobierno envía a varios agentes que tienen que investigar el asesinato del dueño de uno de los bares del pueblo, la violación de una chica y el suicidio del párroco de la ermita. Aparentemente todos esas muertes están relacionadas con el apagón.

clic libro

Verdugos

En los thrillers judiciales tipo John Grisham, nada era más desasosegante y a la vez intenso que la idea de un falso culpable pagando por un crimen ajeno. La ignominia social, el estigma, el miedo, la vida robada, incluso el ajusticiamiento finalista de otros días oscuros de la Justicia… todas esas sensaciones son siempre duras de sobrellevar cuando se empatiza con este tipo de personajes de ficción (no te digo cuando algo así ocurre realmente).

En 1952, las hermanas Encarnación y Matilde Silva Montero fueron asesinadas en el interior del estanco que regentaban en la ciudad de Sevilla. La policía no tarda en detener a los tres autores: Juan Vázquez, Antonio Pérez y Francisco Castro, siendo condenados a pena de muerte mediante garrote vil. El verdugo, Bernardo Sánchez Bascuñana, coincide unas semanas después de la ejecución con un amigo suyo, un guardia civil jubilado, y le cuenta una terrible verdad: los acusados eran inocentes. El guardia civil decide iniciar una investigación por su cuenta para hallar a los verdaderos culpables del doble crimen.

clic libro

Rock Island

Todo cambio de registro de un autor tiene ese punto de sondear, de reinventarse, de lanzarse a la prospección de los sustratos más hondos de la imaginación en busca de nuevos escenarios que, en primera instancia, también satisfacen al creador enfrentado a nuevos escenarios.

Esta novela es una de esas rarezas que desconciertan a unos lectores y fascinan a otros. Porque ya no nos asomamos al policíaco sino al misterio que frisa el terror. Una morbosa mirada a unos pobres supervivientes cuya aparente suerte parece más cosa de un destino que se asoma al abismo de fuerzas desconocidas… Un avión sufre un accidente en un lugar indeterminado de la costa de Indonesia. Los únicos cuatro supervivientes se cobijan en una pequeña isla desierta, hasta que lleguen los equipos de rescate.

Mientras esperan, comienzan a ocurrir unos hechos extraños que hace sospechar a los náufragos que no están solos y que allí hay alguien más, aparte de ellos. Todo se complica cuando deciden refugiarse en un barco averiado que se ha quedado embarrancado en el arrecife y una especie de morsa gigante impide que nadie se pueda acercar.

clic libro

3 comentarios en «3 mejores libros de Esteban Navarro»

  1. La historia es un poco diferente. Pere Cervantes y Luis Esteban son policías de verdad, con historiales profesionales de mil pares de cojones, de los que pueden contar historias propias y con conocimiento de causa. La principal prueba es que no dan la tabarra nada de nada. Nunca conocerás todos sus méritos, más que nada porque no necesitan alardear, y también porque no meclan una cosa con la otra, aunque podrían. Vergüenza da que los metas en el mismo saco que a Esteban Navarro.
    Esteban Navarro es un jeta. Un espabilado que prácticamente no ha tocado la calle, que ha pasado su vida profesional destinado en comisarías de pueblo, cuidando los aparcamientos del DNI, inventándose que lucha contra el crimen y buscando movidas polémicas para no parecer el triste funcionario que ha sido, haciéndose la víctima para vender más. Quiero decir para vender algo, porque si no lo quiere ninguna editorial por algo será. Espera, ya sé: porque las editoriales no quieren buena literatura y porque el hombre nunca pisó la luna. Pere Cervantes o Luis Esteban se juegan el pellejo, como el 90% de los policías, y como el 90% de los policías, nadie los ha visto quejarse ni van por ahí montando pollos de telebasura. Diferencia con Esteban Navarro, que le metieron un expediente por falta leve y se buscó la vida para prejubilarse “porque se deprimía”. Un superhéroe.
    Y ya me contarás qué es eso de las editoriales punteras. A este lo pilló Ediciones B cuando pilló a otros autopublicados kindle, para ver si funcionaba el invento, y se les hundió el barco en la primera semana. Si no, el tío seguiría allí y no podría soportarlo nadie de los aires que se daría. Si este trilero es la representación de la novela policiaca española, Leticia Sabater es la abanderada de la alta literatura europea.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.