3 mejores libros de Elvira Roca Barea

El punto de inflexión hacia el éxito de Elvira Roca como autora tuvo lugar en 2016 con su obra “Imperiofobia y leyenda negra: Roma, Rusia, Estados Unidos y el Imperio español”. Pero para llegar hasta ahí, con esa clarividencia desarrollada desde su prosa tan incisiva como sencilla, había mucho trabajo previo de investigación.

Muchos otros libros y la formación necesaria para estar convencida por la verdad. Una verdad tan machacada constantemente en la actualidad como, por tanto, necesariamente un bien a rescatar.

La filología tiene mucho de sabiduría esencial. Desvelar la evolución de la lengua es conocer esas verdades inaccesibles, fácilmente soterrables por quienes confían en imponer escenarios bien distintos a lo que pasó.

Recuerdo a otra ilustre filóloga actual que también deslumbra en el ámbito literario, una Irene Vallejo que, enfocada a otros ámbitos de conocimiento también nos sirve en bandeja esas verdades sobre nuestro mundo, añadiéndole un toque lírico de los clásicos del mundo antigüo.

Volviendo a lo que estábamos, la cuestión es que con el éxito sin precedentes de su ensayo, Elvira continuó sacando nuevos libros con mayor proyección divulgativa una vez redescubierta para la causa popular como una gran autora, hacedora de ese pequeño milagro que es el acercamiento de todos a la verdad.

Top 3 libros recomendados de María Elvira Roca Barea

Imperiofobia y leyenda negra: Roma, Rusia, Estados Unidos y el Imperio español

Las verdades más incómodas son aquellas que sirven para derribar los constructos interesados. Este libro es esa verdad aplastante, tan evidente a tenor de la realidad resultante que enrojece de rubor y vergüenza a tantos empeños denodados por ensombrecer lo cierto.

No es que la conquista y el consecuente imperio español fuera un transitar naif de soldados españoles repartiendo flores. En ningún caso fue así. Pero tampoco es cierto que la llegada española a América fuera un arrasar con todos. Documentación hay vasta para quien quiera conocer la verdad. Evidencias como digo lo mismo, el mestizaje fue total en América y la transmisión cultural y el interés por preservar quedó siempre manifiesto hasta el hoy.

Expiar pecados es un poco buscar culpas o pesares en los demás. Muchos son los que tratan de encontrar el chivo expiatorio en la España imperial. Y sin embargo ocurrió todo lo contrario, los más rudos, bestias y desconsiderados conquistadores o exploradores fueron otros paises adoctrinados más incluso por sus reyes en el robo y la imposición.

María Elvira Roca Barea acomete con rigor en este volumen la cuestión de delimitar las ideas de imperio, leyenda negra e imperiofobia. De esta manera podemos entender qué tienen en común los imperios y las leyendas negras que irremediablemente van unidas a ellos, cómo surgen creadas por intelectuales ligados a poderes locales y cómo los mismos imperios la asumen.

El orgullo, la hybris, la envidia no son ajenos a la dinámica imperial. La autora se ocupa de la imperiofobia en los casos de Roma, los Estados Unidos y Rusia para analizar con más profundidad y mejor perspectiva el Imperio español. El lector descubrirá cómo el relato actual de la historia de España y de Europa se sustenta en ideas basadas más en sentimientos nacidos de la propaganda que en hechos reales.

La primera manifestación de hispanofobia en Italia surgió vinculada al desarrollo del humanismo, lo que dio a la leyenda negra un lustre intelectual del que todavía goza. Más tarde, la hispanofobia se convirtió en el eje central del nacionalismo luterano y de otras tendencias centrífugas que se manifestaron en los Países Bajos e Inglaterra.

Roca Barea investiga las causas de la perdurabilidad de la hispanofobia, que, como ha probado su uso consciente y deliberado en la crisis de deuda, sigue resultando rentable a más de un país. Es un lugar común por todos asumido que el conocimiento de la historia es la mejor manera de comprender el presente y plantearse el futuro.

clic libro

Fracasología

Tampoco creo que haya que fustigarse. La fracasología puede ser el estudio de un mal endémico de cualquier sociedad. Solo que unas sociedades se recreen más que otras, unos individuos se jactan más que otros del fracaso ajeno. Lo peor es cuando el fustigador de moral hercúlea de turno, se empeña hasta el masoquismo más inútil.

Una parte importante de nuestras élites intelectuales y políticas más prestigiosas considera que España no solo tiene una historia desastrosa de la que hay que avergonzarse, sino un núcleo profundo
(castizo) que es moralmente inferior al de otros países de su entorno.

Si en Imperiofobia y leyenda negra María Elvira Roca Barea explicaba qué tipo de fenómeno histórico era la leyenda negra y cómo y por qué había surgido, el objetivo principal de Fracasología es exponer las razones por las cuales los tópicos de la hispanofobia se asumieron en nuestro país y se afianzaron con el tiempo.

Desde el siglo XVIII se asocian a la idea de España conceptos como decadencia, fracaso, anomalía, excepcionalidad… y comienza una relación conflictiva de buena parte de las élites españolas con su propio país, que culmina con las guerras napoleónicas y todavía perdura. Estas ideas hispanófobas se extienden también por Hispanoamérica y tendrán mucho que ver con la debilidad de los Estados que surgen de la disolución del Imperio español, y la cadena de resentimiento que generó y genera.

Nada pudo hacer el patriotismo liberal del siglo XIX por desterrar las ideas negativas sobre España, y la generación del 98 acentuó el sentimiento de fracaso y lo llevó al paroxismo.

Las clases rectoras españolas tienen, en general, poco sentido de responsabilidad hacia España y una falta de confianza desoladora. Las tendencias centrífugas que existen en el país se alimentan de esta negatividad, que debilita al Estado y genera un bucle de sístoles y diástoles que resucita una y otra vez.

clic libro

6 relatos ejemplares 6

Incluso la ficción tiene en Elvira un toque trascendente. Tanto en la elección de sus personajes como en los momentos entre lo anecdótico y lo esencial para entender el nacer de una ideología, de un nuevo miedo a infundir o un virus del pensamieto a inocular incluso desde el lenguaje. 6 relatos 6, y sin desperdicio ninguno.

Con la venida del cisma luterano el orbe mediterráneo-católico asume de manera inconsciente el discurso de supremacía moral que impone el norte protestante. De este modo palabras como «libertad», «tolerancia», «ciencia» y «Reforma» quedan de un lado y en el otro, como una imagen especular en negativo «opresión», «intolerancia», «fanatismo» y, vaya por Dios, «Contrarreforma». Desde un principio se perdió la batalla más importante, la del lenguaje, y entre sus armas se contó con la propaganda, nuevo artefacto crucial para entender la civilización occidental en el último medio milenio.

Los seis relatos aquí reunidos tienen como trasfondo el mundo protestante en diversas épocas y lugares de Europa. La autora ha escogido seis momentos entre cientos posibles que sirven de contrapunto a esa visión monolítica impuesta desde el cisma y en la que el orbe mediterráneo quedó descrito —hasta la actualidad— como el Demonio del Mediodía. En ellos veremos desfilar personajes anónimos y nombres como Lutero, Ana de Sajonia, Calvino, Felipe Guillermo de Orange-Nassau, primogénito de Guillermo de Orange, o el mismo William Shakespeare.

clic libro

1 comentario en «3 mejores libros de Elvira Roca Barea»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.