3 mejores libros de Voltaire

La Ilustración es lo que tiene. Un cúmulo de circunstancias entre la inercia evolutiva, los avances científicos, las pujantes inquietudes sociales y la coincidencia de grandes pensadores, acabó estableciéndo el siglo XVIII como un salto hacia un cultivo de lo humano bajo el explendor de la inteligencia y la razón.

Y Voltaire fue uno de los más reconocidos representantes de este renacer humanista que confiaba en la difusión de lo cultural, en su alcance y su mayor eco, como grandes posibilidades hacia la construcción de un mundo mejor.

Se puede considerar que, a vistas de las consecuencias (los más informados en muchas ocasiones son los peores enemigos de la humanidad), pudo pecar de ingenuo o hasta de buenista. Pero lo habido hasta entonces aún era peor. Así que el paso adelante en ese enciclopedismo universal se antoja necesario de cualquier modo (al menos había que intentarlo para emerger de las sombras todavía cernidas sobre las conciencias comunes).

Pero más allá de la repercusión histórica efectiva, Voltarie también fue un literato, probablemente el de mayor repercusión en su vena de ficción entre los Rousseau (con quien Voltaire comparte año de defunción), Diderot o Montesquie, más volcados todos ellos en la ardua tarea de la divulgación o de la filosofía hacia el mayor alumbramiento del mundo.

Eso sí. No encontramos en sus novelas o cuentos grandes fantasías sino más bien profusas propuestas ideológicas servidas a través de personajes con ínfulas trascendentales, con el marchamo existencialista que lo hace moverse al antojo de un autor que lo enfrenta a las más gruesas consecuencias del mero “ser” humano. Pero la gracia es apuntar a todo ello con un punto de aventura, cual comedia de Dante en ocasiones.

Y por eso precisamente resulta interesante embarcarse en la ficción de Voltaire. Su pensamiento se hace más amable entre la acción y bajo esa idea se prodigó en no pocas historias…

Top 3 libros recomendados de Voltaire

Cándido o el optimismo

Sin duda esta es la obra que en mayor medida supone un incursión absolutamente literaria del autor. Aventuras y desventuras, humor que salpica en ocasiones entre un pesimismo sobre el legado humano hasta la época de Voltaire.

En su extenso repaso favorecido por el devenir del cosmos de personajes, atravesamos grandes aconteceres europeos del momento. Cándido personifica la voluntad, de confianza en lo humano.

La cruda realidad se cierne sobre él cual prueba de fe ante la que su desesperanza siempre vuelve a revestirse de insistencia y perseverancia. Entre grandes aspectos trágicos de nuestra civilización, Cándido acaba siendo esa luz necesaria desde la que volver a encender un mundo sumido en la oscuridad de su sarcástica creación.

CLIC LIBRO

Las preguntas de Zapata

Una exposición filosófica llegada desde la voz de un personaje que se expresa en un soliloquio acaba siendo una intención narrativa. Normalmente las dudas de un personaje viene disfrazadas de versos.

Más aún para la idea de un opúsculo tan ligero como este. Pero claro, tratándose de Voltaire, con una de las obras más extensas de la Ilustración, las dudas que Zapata presenta de manera escueta las grandes mentiras de una religión que, ante los planteamientos más básicos, acaba dejando de hacer pie.

CLIC LIBRO

Tratado sobre la tolerancia

Y ante la escueta voz que se levanta desde un Zapata que interroga sin encontrar respuestas, encontramos esta ya más solida obra que parece hubiera lanzado un gancho desde ese Zapata colmado de incertidumbres. Porque aquí sí que queda clara la cosa.

Zapata pasa ahora a ser Jean Calas, el protestante. Quizás se trataba de otro hombre cargado de preguntas y cuya única respuesta fue su ajusticiamiento sumario. Pero desde su icónica representación, Voltaire acabó componiendo este tratado que clama contra una fe que ya por aquel entonces se empezaba a atisbar como uno de los primeros focos de todos los males de la humanidad.

CLIC LIBRO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.