3 mejores libros de Víctor Amela

La Historia y sus posibilidades para presentar la crónica buceando en los hechos, o para novelar intrahistorias. Víctor Amela compone una de esas bibliografías que compatibilizan ficción y no ficción en torno a un argumentario esencial de lo humano como es lo histórico.

De la misma forma que otros autores como José Luis Corral o Juan Eslava Galán, en ocasiones les puede lo divulgativo y en otras ocasiones se entregan a ese fascinante resucitar de lo pretérito que solo su capacidad permite novelar.

Víctor Amela a menudo construye sus historias desde lo anecdótico para acabar asaltando los momentos de la historia de la manera más sorprendente, toda una terea de orfebrería literaria que nos ofrece un vistazo cautivador de cada época escenificada.

Top 3 libros recomendados de Víctor Amela

Yo pude salvar a Lorca

Con un título que evoca a una deseable ucronía que pudiera haberlo cambiado todo respecto al ominoso final del gran poeta, Víctor Amela nos conduce entre el testimonio y lo novelesco para una composición final emotiva y sorprendente.

Cuando buceamos en el ámbito familiar de cada cual, antes, durante y después de la guerra civil, se acaban componiendo historias fascinantes de supervivencia. Cada día quedan menos testimonios de aquellos tiempos oscuros y sin embargo llenos de intrahistorias brillantes, desconcertantes, inquietantes incluso… Víctor Amela ha sabido plasmar en un libro, a caballo entre realidad y ficción, una de esas grandes composiciones del destino entre vidas sobre la cuerda floja de las circunstancias más adversas.

¬ęYo pude salvar a Lorca reconstruye la vida de Manuel Bonilla, mi abuelo, labriego y pastor de la Alpujarra convertido en pasador clandestino de personas de un lado al otro del frente de guerra de Granada. La sublevaci√≥n militar le arrastr√≥ al pozo de uno de los sucesos m√°s tr√°gicos y universales de la guerra de Espa√Īa: el asesinato del poeta Federico Garc√≠a Lorca. Un horror que le pesar√° para siempre en una vida que se entrevera con la de otros personajes, c√©lebres algunos como Luis Rosales, Ram√≥n Ruiz Alonso, Gerald Brenan, Agust√≠n Pen√≥n, Emilia Llanos, y an√≥nimos otros, como Josep Amela, soldado republicano que ser√° prisionero suyo: el tiempo y el azar les convertir√°n en miembros de una misma familia.¬Ľ

La novela rescata la vida an√≥nima de un vencedor de la guerra y vencido de la historia. Subido al tren de un ideal (como todos los dem√°s), la vida de Manuel Bonilla cruza la Alpujarra m√≠sera, la Granada de Lorca y la Espa√Īa de posguerra hasta depositar al lector, mediante la b√ļsqueda de su nieto, en la Barcelona actual. Un viaje cuyos giros y rebotes resonar√°n en la sensibilidad y en la entra√Īa, familiar y colectiva, de cualquier lector de la Espa√Īa actual.

Yo pude salvar a Lorca

El c√°taro imperfecto

La mítica de los cátaros, el fascinante sobrenombre para los fieles de un pujante movimiento religioso entre la francia meridional y la corona de Aragón, hasta que el catolicismo acabó por llevárselos por delante bajo la fácil sentencia de herejía.

A√Īo 1306: con su pu√Īal de curva hoja, Belibasta mata. Huye al sur de los Pirineos. De Occitania a Morella. ¬°De asesino a sant√≥n! Un Jesucristo junto a su Magdalena. Unos creyentes, √ļltimos c√°taros ocultos en villas catalanas, aragonesas y valencianas. Un fiel y trashumante pastor de ovejas. Un inquisidor que ambiciona ser Papa. Un codicioso y astuto esp√≠a. Una viuda emancipada y envenenadora. ¬°De la amistad a la traici√≥n! De un concubinato a un matrimonio forzado. A√Īo 1321: de un viaje sacrificial a un parto. Y de un pu√Īal a una piedra tallada‚Ķ

Esta absorbente novela, basada en hechos y personajes rigurosamente hist√≥ricos, reconstruye vida cotidiana, sue√Īos y creencias de un pu√Īado de herejes en los albores del siglo XIV. Tesoros y reba√Īos, moriscos y adivinos, rituales e inquisidores, jud√≠os y templarios, canteros y burdeles se entrecruzan enlos paisajes de una historia real. Lo espiritual y lo carnal confluyen en una trama de hace setecientos a√Īos en la que el amor dir√° la √ļltima palabra‚ĶDe Occitania a Morella: la historia real de los √ļltimos herejes del catarismo. Un impresionante homenaje a aquellos hombres y mujeres cuyo dogma se enfrent√≥ con la iglesia cat√≥lica hasta extinguirse en el siglo XIV.

El c√°taro imperfecto

La hija del capit√°n Groc

El siglo XIX en Espa√Īa se reprodujo, visto bajo una interpretaci√≥n libre, como una sucesi√≥n de guerras carlistas que, con el paso de los a√Īos, y por aquello de la fascinaci√≥n del perdedor que no escribe la historia, hay quien se ha ocupado de transfigurarlo todo.

Porque los carlistas perdedores defend√≠an lo tradicional, lo mon√°rquico, el continu√≠smo. Y sin embargo, como perdieron, son tomados como representantes de la lucha contra lo establecido, fascinante la capacidad de selecci√≥n humana‚ĶPero centr√°ndonos en la trama de esta novela, nos disponemos a conocer a un especial linaje catal√°n de aquellos a√Īos, los Groc, conocidos as√≠ por el cabello particularmente entre rubio y rojo del emblem√°tico Tom√†s Penarrocha‚Ķ

Manuela Penarrocha tiene trece a√Īos. Sentada en una sillita baja de enea en el portal de su casa, cose las alpargatas como nadie. La ni√Īa de ojos grises y cabellos de oro recuerda a su padre. √Čl, como el resto de carlistas, hombre de alpargata, garrote, trabuco y faca en los pliegues de la faja, ha llevado unas como estas para hacer la guerra.Quiere abrazarlo, sentir el calor de su beso en la frente. A√Īora su mirada dura y a la vez llena de ternura, su risa honda. Solo espera que vuelva para verlo luchar de nuevo por sus ideales, para devolver a su familia y al pueblo la dignidad perdida, a vida o muerte. Por el color de sus cabellos, su padre, Tom√†s Penarrocha Penarrocha, es para todos en Forcall conocido como el Groc.

La hija del capit√°n Groc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.