3 mejores libros de Steven Pinker

Hay vida más allá de los libros de autoayuda en lo que a psicología se refiere. Y escritores como Steven Pinker, Daniel Goleman o hasta Freud son ejemplos bien notorios de narradores donde perderse un buen rato en ese ámbito de la psique. Porque la psicología ahonda en lo que marca el paso de nuestra voluntad, en nuestras pasiones y nuestras decisiones más íntimas o dentro del marco social.

O sea que hay campo sobre el que sembrar literatura para acabar cosechando divulgación, ensayo o lo que cada psicólogo quiera cultivar. En el caso de Pinker su pasión es la mente hacia el aprendizaje, el desarrollo cognitivo como lugar común desde el acotado normal de nuestra condición humana, de los sentidos, de la gama alcanzable para nuestra percepción.

Todo un universo hacia el interior de nuestro ser, donde las neuronas se mueven como estrellas en la cúpula de nuestro cosmos allá por el cerebro. Un viaje al que Pinker te pone el cinturón para acoplarnos a esa velocidad insólita en la que todo ocurre por nuestra materia gris. Porque a la postre Pinker hace su traslación sociológica donde todo fenómeno encuentra su primer foco en pulsiones neuronales que tratan de dar salida a lo aprendido y lo sentido…

Top 3 libros recomendados de Steven Pinker

En defensa de la Ilustración

La percepción sobre este libro ha cambiado bastante desde un 2020 que ha llegado con su siniestra sombra vírica acechando sobre cualquier proyecto de lo humano como civilización.

Pero no está de más recordar, replantearse todo bajo el prisma de este libro para cuando toque recuperar la vida como antes era. Porque quizás sea cosa de equilibrarlo todo hacia esa vida humana entendida como parte del mundo, no como usuarios final de un mundo vendido por el capitalismo que lo mueve todo…

Si creías que el mundo estaba llegando a su fin, esto te interesa: vivimos más años y la salud nos acompaña, somos más libres y, en definitiva, más felices; y aunque los problemas a los que nos enfrentamos son extraordinarios, las soluciones residen en el ideal de la Ilustración: el uso de la razón y la ciencia.

clic libro

La tabla rasa

El ensayo de naturaleza más psicológica de todos cuantos nos ofrece este autor. Uno de esos libros que plantean la ideología de la que parece manar todo el planteamiento de un autor. Quizás no tan divulgativo para la generalidad como merecería un pensamiento como el suyo pero siempre interesante para conocer una visión novedosa y fascinante en ese movimiento entre la psicología individual y la moral social.

En La tabla rasa, Steven Pinker explora la idea de la naturaleza humana y sus aspectos éticos, emocionales y políticos. Demuestra que muchos intelectuales han negado su existencia al defender tres dogmas entrelazados: la «tabla rasa» (la mente no tiene características innatas), el «buen salvaje» (la persona nace buena y la sociedad la corrompe) y el «fantasma en la máquina» (todos tenemos un alma que toma decisiones sin depender de la biología).

Pinker aporta calma y serenidad a estos debates al mostrar que la igualdad, el progreso, la responsabilidad y el propósito nada tienen que temer de los descubrimientos sobre la complejidad de la naturaleza humana.

clic libro

Los ángeles que llevamos dentro

Un alegato encendido de lo conseguido. Una consideración de nuestra civilización como evolución a pesar de todo, aún con sus notas de involución el algunos aspectos. Muchos pasos adelantes para hacer de este planeta un espacio de institucionalización de conflictos, de rebeldía frente a una violencia innata del humano que nos llevó a guerras y que siempre amenaza con volver a las andadas.

En Los ángeles que llevamos dentro, Steven Pinker nos expone las investigaciones que ha llevado a cabo sobre la preponderancia de la violencia a lo largo de la historia.

Estas investigaciones le han llevado a concluir que, pese a las guerras actuales, vivimos en una época en la que la violencia ha disminuido enormemente respecto de tiempos pasados.

Disfrutamos la paz de la que gozamos ahora porque las generaciones pasadas vivieron atenazadas por la violencia y ello les obligó a esforzarse para ponerle límites, y en el mundo contemporáneo somos nosotros quienes debemos trabajar para ponerle fin. No debemos dejarnos llevar por el optimismo pero, al menos, ahora sabemos que este es un objetivo que está a nuestro alcance.

clic libro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.