3 mejores libros de Mary Karr

La versatilidad es lo que tiene. De una escritora total como Mary Karr solo conocemos la vertiente que en mejor medida se ha sabido “vender” a nivel internacional como algo singular. Y ciertamente Karr es una autora diferente porque se expone a todos los niveles, se muestra abiertamente en una narrativa que explora y proyecta desde su propias vivencias, impresiones y nociones sobre la vida. Todo en una trilogía convertida en metaliteratura esencial de los motivos para escribir.

Pero seguro que se quedan cosas en el tintero, como sus ensayos o una obra poética que transitará en paralelo devenir con esa visión de lo literario como expresión sin artificio alguno, sin personajes ni escenarios alejados de uno mismo. Si escribir es un ejercicio de liberación, una vávula de escape, un acto de intimismo en forma y fondo, entonces Mary Karr es una de las autoras que mejor entiende la literatura.

Según se dice, Mary fue foco de inspiración para David Foster Wallace, con quien compartiría un singular cosmos narrativo en medio de una tormentosa relación. El tipo de relaciones marginales que, como bien se sabe, siempre puede acabar derivando en ese vacío tan necesitado de llenarse con literatura o con lo que sea…

Top 3 libros recomendados de Mary Karr

El club de los mentirosos

¿Quién no ha oído aquello de “tengo para escribir una novela”? No son pocos los que te contestan así cuando les preguntas ¿qué tal va eso? o ¿qué es de tu vida? o, en el peor de los casos, sin tan siquiera haberles preguntado.

Todos tenemos para escribir una novela, la de nuestras vidas. Solo que saber escribir tu biografía es cuestión de tener gracia, saber tamizar los recuerdos y darle un hilo conductor a todo, un motivo para invitar a seguir leyendo a alguien a quien, en principio, tu vida le resulta poco o nada interesante.

Mary Karr es un baluarte de la narrativa memorística, una especie de corriente literaria norteamericana. Una literatura donde contar tu vida es una excusa para hablar de la realidad, del entorno que te ha tocado vivir, de una región, de una comarca, de un pueblo.

Tu vida deja de ser entonces solo tu vida para cubrirse de circunstancias, costumbres e idiosincrasia. Y es entonces cuando surge la magia, tu vida puede llegar a interesar si la confrontas con lo que pasa alrededor mientras la cuentas.

Mary Karr sabe narrar lo que fue de ella con humor, cuando toca, o con el tono trágico procedente para esos malos momentos… Y mientras tanto el mundo gira, Texas, su región gira, los pozos de petróleo de su pueblo susurran mientras la vida de Mary transcurre…

Hay algo de magia en eso, de especial capacidad narrativa. Tu cumpleaños puede resultar un relato soporífero…, pero qué me dices si ese mismo día de hace 25 años llovió a cantaros y te tocó quedarte aislado en una carretera solitaria entre tu trabajo y tu casa.

El momento podría dar mucho de sí. Tú dentro de tu coche, evocando el momento que ya no vas a vivir ¿habría sorpresa en tu casa o nadie te estaría esperando? El parabrisas se empeña inutilmente en desalojar agua, como tú mismo, empeñado en querer recordar los cumpleaños de tu infancia en medio de un temporal. Quizás lo necesites. Las ausencias son las que son. Ella no iba a estar hoy esperándote con su sonrisa al abrir la puerta. Y en tus recuerdos pasados por agua, en la cuneta de una carretera perdida, ella sí puede estar en tus recuerdos…

También es mala suerte que en aquel 19XX se ponga a llover el día de tu cumple, después de meses de sequía, de recortes en el suministro de agua y de unas horripilantes cosechas que habían levantado en armas a los agricultores…

No sé, quedaría mucho para enriquecer la descripción, pero algo así hace Mary Karr en este libro El club de los mentirosos. ¿Quieres saber más de Mary Karr? De momento tan solo sabes su nombre, y puedes buscarla en Internet, y leer su info en wikipedia, pero ¿Qué más te gustaría saber de su vida, de sus circunstancias, de lo que la ha conducido a ser lo que es?

clic libro

La flor

Parece inmarcesible, inagotable. Pero la flor se va, sus pétalos acaban volando en una racha de viento otoñal. El tallo queda desnudo a la intemperie, encogiéndose y evocando aromas irrecuperables.

¿Quién lo vio venir? es una de las preguntas fundamentales de este libro. Una pregunta por el pasado y por el futuro, por la identidad y por ese tiempo de la ingenuidad y la rebeldía que es la adolescencia.

¿Quiénes somos con doce años? ¿Y con dieciséis? ¿Quiénes esperamos ser y en qué nos convertimos? Y más complicado aún: ¿cómo escapar a lo que se supone que seremos? Con su habitual descaro, en una obra adictiva, divertida y más sexy que nunca, Mary Karr escribe una carta de amor a la adolescencia.

A su adolescencia, pues estamos ante una narración autobiográfica. Nunca más se estirará el tiempo como en aquellos años, nunca más estará el mundo tan nuevo, tan sin estrenar, ni serán nuestros ojos tan puros. También hay dudas y miedos, por supuesto. Hay soledad y desamparo.

Pero gracias a pasajes que nos harán estallar de risa y a una conmovedora y honesta empatía, leemos fascinados y llenos de esperanza el nacimiento de la primera amistad verdadera, el encuentro con esa otra persona con la que crecemos y nos descubrimos a nosotros mismos, que nos ayuda a ser todo aquello que no sabíamos que queríamos ser.

Y también nos atraviesa el fulgor del deseo, esa nítida luminiscencia que reverbera por primera vez, un conocimiento profundo que sacude nuestro cuerpo hasta transformarlo. Y seremos conscientes, también por primera vez, de lo que significa en este mundo ser mujer y la gran limitación de libertades que nos impone desde niñas.

Como era de esperar, la joven Mary no se conforma: cansada de la localidad petrolera de Texas en la que ha pasado su infancia, se unirá a una pandilla de surferos y drogatas que se enfrentará a la autoridad de mil maneras en su camino hacia California. «Sexo, drogas y rock’n’roll», dice una de las pegatinas de su furgoneta. Pocas veces un libro ha honrado tan profundamente este lema.

clic libro

Iluminada

¿Es posible reírse a carcajadas mientras lees un libro que trata sobre el Amor, el Alcoholismo, la Depresión, el Matrimonio, la Maternidad y… Dios? Por supuesto. Iluminada es un buen ejemplo, el mejor ejemplo. Pocas memorias (con el ritmo de una gran novela) están a la altura de estas páginas.

La joven que pasó su dura infancia en Texas, en el seno de una familia mucho más que «peculiar», vive durante su primera madurez un infierno del que quizá sólo puedan salvarla, además de la literatura y la fe, la ayuda de otros que pasaron antes por lo mismo que ella; sin olvidar el amor por su hijo, algo que la inunda al mismo tiempo que la confunde, como a tantísimas madres.

Iluminada está escrito con la implacable honestidad de Mary Karr, que se analiza a sí misma sin escrúpulos y con un humor irreverente; y nos habla de ello sin pelos en la lengua, sin sentido del ridículo, y con una prosa visceral que tiene un grandísimo poder de seducción.

Iluminada es un libro apasionante e inclasificable sobre cómo crecer y cómo encontrar nuestro lugar en el mundo. Hay en él pasajes divertidísimos y pasajes estremecedores, pura vida. Iluminada por la literatura, iluminada por lo espiritual, iluminada (es decir, intoxicada hasta perder la noción de realidad) por el alcohol…

La pena y el sacrificio se convierten en humor y promesa de futuro; Karr demuestra en cada página que está en verdad comprometida con la literatura como una forma de arte no sólo conmovedora, sino también motivadora, liberadora. Si hay un libro que pueda ayudarnos a comprender qué fuimos, qué somos y qué seremos antes y después de atravesar algún desierto es éste, emocionante como una resurrección.

clic libro

1 comentario en «3 mejores libros de Mary Karr»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.