3 mejores libros de Manel Loureiro

La coincidencia generacional siempre acaba despertando esa especial sinton√≠a en cualquier √°mbito creativo. Los nacidos en los 70 tenemos mucho en com√ļn como provenientes de ese apag√≥n del mundo anal√≥gico. Un apag√≥n que parece sumir en las sombras nuestra infancia y juventud, una sombras plagadas de mitolog√≠a, fantas√≠a y grandes recuerdos por supuesto. Porque despu√©s llegaron las c√°maras digitales, los microondas e Internet‚Ķ

La cuestión es que para alguien como yo, coetáneo de Manel Loureiro, leer sus novelas tiene ese regusto especial de compartir imaginario y escenografía. En este caso sobre todo respecto a aquellas películas que en los ochenta y primeros noventa llenaban las pantallas de seres mal muertos. Desde Reanimator hasta Pesadilla en Elm Street. O novelas de Stephen King, que allá por los ochenta se grajeó con justicia su fama de escritor de terror.

Claro est√° que tan solo se trata de un sustento esencial, de referencias que en ocasiones despiertan gui√Īos y conexiones. Porque al fin y al cabo todos evolucionamos y nos ajustamos a lo que va llegando.

Y Manel Loureiro es ya uno de los m√°s destacados autores en un g√©nero de terror que bajo su inconfundible sello afronta lo dist√≥pico desde lo fant√°stico, lo apocal√≠ptico desde un fin anunciado como la met√°fora de la cat√°strofe que quiz√°s alg√ļn d√≠a nos espere, lo misterioso desde las catatumbas de la vida humana.

Y ya se sabe que ante lo catastrófico, siempre se nos despierta un lado siniestro y morboso que nos invita a seguir mirando la pantalla, a seguir leyendo para descubrirlo todo. Pues bien, ha llegado la hora. Demos una vuelta por una bibliografía del ya internacional Manel Loureiro que no deja de crecer…

Top 3 mejores novelas de Manel Loureiro

La ladrona de huesos

Ya han pasado unos cuantos a√Īos desde el estrepitoso robo del C√≥dice Calixtino en la Catedral de Santiago. Pero cosas as√≠ siempre dejan rastro en el imaginaro popular. Porque indudablemente aquellas tierras gallegas asomadas al non plus ultra de anta√Īo evocan a enigmas pret√©ritos no solo del cristianismo sino universales. La cosa es que Manel Loureiro sabe colmar, con mayor tensi√≥n ambiental si cabe, esta trama suya a medio camino entre el thriller psicol√≥gico y la aventura. Una combinaci√≥n, un c√≥ctel literario que rompe hacia uno u otro lado para sacudirnos con √©l entre la sorpresa, un punto de angustia y esa incertidumbre hecha gancho total.

Tras ser v√≠ctima de un salvaje atentado, Laura pierde completamente la memoria. Solo el cari√Īo de Carlos, el hombre del que se ha enamorado, le ayuda a percibir destellos de su misterioso pasado. Pero ¬Ņqui√©n es Laura? ¬ŅQu√© le sucedi√≥? Durante una cena rom√°ntica, Carlos desaparece de forma inexplicable y sin dejar rastro. Una llamada al m√≥vil de la joven le anuncia que, si quiere volver a ver con vida a su pareja, tendr√° que aceptar un peligroso reto de insospechadas consecuencias: robar las reliquias del Ap√≥stol en la catedral de Santiago. ¬†

Sin dudar un segundo, Laura se embarca en una misión imposible para cualquiera. Pero ella no es cualquiera. Una impactante novela, de ritmo frenético y sorprendentes revelaciones, en la que Manel Loureiro conquista al lector y lo atrapa irremediablemente.

Veinte

En el morboso gusto por el miedo y el terror como entretenimiento, aparecen las historias sobre cat√°strofes o apocalipsis con un especial punto de presagio sobre un final que se antoja alcanzable en todo momento, ya sea ma√Īana a manos de un dirigente demente, dentro de un siglo con la ca√≠da de un meteorito o a la vuelta de milenios con un ciclo glaciar.

Por eso, tramas como las que nos presenta el libro Veinte, consiguen ese macabro atractivo sobre una civilización exterminada. En este caso concreto se trata de un singular suceso global que arrastra a la humanidad a un suicidio generalizado, como un desequilibrio químico, un efecto magnético o una abducción generalizada.

Pero claro, siempre hay que aportar un lado de esperanza para no sucumbir en el fatalismo. La esperanza de que algo o alguien de nuestra civilizaci√≥n pueda sobrevivir y ofrecer testimonio de nuestra Historia completa la tem√°tica con el necesario brillo de nuestro min√ļsculo paso por un inmisericorde cosmos.

Y ya se sabe que el futuro es la juventud‚Ķ Andrea a√ļn no ha cumplido los dieciocho a√Īos y se encuentra con el caos absoluto. En su tr√°gico devenir por un mundo acallado por la muerte encuentra a otros que, como ella, han evitado el origen del devastador mal. Un nuevo mundo se presenta para estos jovenes habitantes del silencio, las ruinas y la tristeza.

Su instinto de supervivencia y su ansias por descubrir la verdad los conduce a una aventura sin parangón. Las pistas, o la inercia los va conduciendo hacia ese punto crítico, el epicentro de la destrucción general, el origen para la extinción de la vida humana.

Lo que puedan descubrir los posicionará muy cerca de solución al enigmático hecho que apagó tantas vidas en todo el mundo. Nunca es tarde para atajar un problema, por extraordinario que este sea. Si los chicos están en lo cierto, quizás tengan una oportunidad para revitalizar un planeta entregado a la devastación.

Veinte, Loureiro

Apocalipsis Z. El principio del fin

Sin duda las grandes cosas surgen por casualidad. No porque sean m√°s grandes que otras de similar naturaleza, sino porque no esperaban llegar a donde llegaron.

Manel Loureiro tuvo la singular, y a la vista de los resultados, gran idea de crear un blog como una bit√°cora de la resistencia frente a la invasi√≥n de los zombis. Algo as√≠ como si Loureiro se hubiera transformado en Robert Neville, de la novela ¬ęSoy leyenda¬Ľ, de Richard Matheson.

Todo empieza con esa extra√Īeza del miedo remoto, de que lo que ocurre al otro lado del mundo puede, en alg√ļn momento, salpicar nuestra realidad‚Ķ Pero todo ocurre r√°pido, fren√©ticamente.

En un mundo conectado de uno a otro confin, la viralidad del primer caso de contagio zombie se reproduce exponencialmente. Y Espa√Īa, por una vez las cosas ocurren hasta en el pueblo m√°s insospechado de la Iberia profunda, no se libra de la mayor amenaza jam√°s imaginada.

Apocalipsis Z. El principio del fin

Otros libros recomendados de Manel Loureiro

El √ļltimo pasajero

Estoy seguro de que muchos lectores de Loureiro no destacarán este como su mejor libro. Lo cierto es que las críticas no llegan al nivel de algunos otros de sus libros, sobre todo de la saga Z.

Pero quiz√°s se trate de eso, de divisar la obra por encima de lo que esperas una vez que el autor aparca una tem√°tica concreta. Ocurri√≥ con Bunbury en la m√ļsica cuando dej√≥ los H√©roes y ocurri√≥ con esta novela que seguro el tiempo sabr√° valorar en su justa medida.

Porque el viaje en el Valkirie ofrece un billete de ida y vuelta incomparable. En ese emerger desde la bruma del gran barco en 1939 quedaron muchas dudas.

Sin duda la primera parte del libro que aborda esta reaparición tiene un gancho innegable. Y, para mí, el desarrollo también está a la altura con su toque fantástico, fantasmagórico.

Con los a√Īos el barco vuelve a navegar en busca de unas respuestas que nos tienen completamente aferrados a la trama. Por momentos angustiosa, siempre oscura y claustrof√≥bica, con el protagonismo de la periodista Kate Kilroy en su intento de ser fiel a los hechos, nos precipitamos a un final que si bien parece un poco precipitado, acaba por tendernos una mano, una invitaci√≥n a las profundidades de un mar transformado en uno de los √ļltimos grandes misterios de nuestro mundo.

El √ļltimo pasajero, Loureiro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.