Los 3 mejores libros de la fascinante Louise Penny

Hay pa√≠ses con gran tradici√≥n en el g√©nero negro y otros que, a√ļn con menos cantera, tambi√©n dispone de sus autores de primer nivel reconocidos a nivel mundial. En el caso de Canada, Louise Penny es la autora encargada de llevar la batuta en la literatura criminal de este pa√≠s norteamericano. Y si bien sus tramas se equilibran entre cr√≠menes y misterios, su componente de suspense entre los enigmas que suelen acompa√Īar a los homicidios, aportan ese gusto del originario polic√≠aco por la deducci√≥n. Siempre apoy√°ndose en personajes protot√≠picos del g√©nero negro actual.

Por un lado la fidelidad absoluta de la autora con el inspector Armand Gamache sintoniza con el investigador actual en su vertiente m√°s personal, esa ramificaci√≥n argumental que suele ya acompa√Īar indefectiblemente a toda trama negra.

Y en √©l es donde encontramos la inteligencia al servicio de cualquier investigaci√≥n a la vez que en ocasiones se acaba sumergiendo en el lodo de sus circunstancias personales, de su implicaci√≥n demasiado honda en el caso, a sus voluntad f√©rrea con la dignidad de la profesi√≥n que m√°s de una vez le causa problemas…

Por otro lado los crímenes apuntan, a diferencia del género negro hardboiled, a enigmáticas circunstancias que se sirven de la muerte para conducirnos hacia causas mucho más trascendentales que la mera animadversión.

Tras cada muerte en los libros de Louise Penny hay un fundamento que nos gu√≠a hacia el desvelado paralelo del crimen y de otra verdad superior, soterrada a√ļn a costa de la vida de quien pueda ponerla en riesgo o pretenda acercarse demasiado.

Para casi toda su escenografía, Louise tira de un espacio inventando llamado Three Pines, un lugar oscuro a la evidencia del instinto criminal recurrente que se manifiesta en el lugar. Y sin embargo un maravilloso escenario muy próximo a la frontera con Estados Unidos.

Top 3 novelas recomendadas de Louise Penny

Terror de estado

Bill Clinton ya lo hizo con James Patterson en ¬ęEl presidente ha desaparecido¬Ľ y en esta ocasi√≥n fue Hilary Clinton la que se cobij√≥ bajo la gran sombra de Louise Penny para abordar la publicaci√≥n de una novela de ficci√≥n. Y claro, el asunto en todo caso apunta a fascinante feedback donde cada cual saca tajada. Por un lado la ex Primera dama de los Estados Unidos consigue apuntarse al carro del bestseller asegurado mientras que Louse Penny gana en verosimilitud para ofrecer una trama de suspense pol√≠tico. La simbiosis perfecta…

Terror de Estado sigue la trayectoria de una secretaria de Estado novel que se incorpora a la administración de su rival, un presidente que llega al poder tras un mandato que relegó a Estados Unidos a un segundo plano en el tablero internacional.

Cuando una serie de ataques terroristas dinamita el orden establecido, esta mujer será la encargada de aglutinar al equipo que descifre aquella conspiración letal, un plan calculado al milímetro para sacar provecho de un gobierno estadounidense débil y desconectado de la realidad. Este thriller de alto voltaje revela secretos políticos de alcance global accesibles tan solo a quien conoce la Casa Blanca desde dentro.

Enterrad a los muertos

Entramos en harina sobre las idas y venidas del moderno Sherlock Holmes que es el inspector Gamache. Y llegamos a uno de esos momentos vitales y profesionales en los que la debilidad puede enfrentar a nuestro protagonista en el peor momento.

Pero el mal es lo que tiene, parece ser capaz de filtrarse por los intersticios de la realidad de este tipo de personajes y finalmente se revela con toda su crudeza. Gamache lleva unos días apartados de la investigación, gajes de un oficio que en los peores momentos puede llevársete por delante. Un buen momento para desarrollar apasionantes aficiones.

La Sociedad Literaria e Histórica se convierte en un refugio donde disfrutar del aroma de papel viejo, legajos centenarios y estudios sesudos sobre el pasado. Hasta que un mal día la muerte asalta a un hombre entre los viejos documentos de la biblioteca.

Por lo que se va sabiendo de la v√≠ctima, un tal Renaud, estaba investigando sobre un personaje hist√≥rico, Samuel de Champlain, quien fundara Quebec all√° por el siglo XVII. Los apuntes del fallecido salpican tan de cerca las inquietudes de Gamache que no puede evitar involucrarse en la misma b√ļsqueda que el propio fallecido, pesando casi m√°s su legado que las pistas de su muerte, obviando en la particular situaci√≥n excepcional de Gamache, con su reposo forzado, que su capacidad para determinar al criminal venida a menos puede exponerlo a nuevos riesgos.

Enterrad a los muertos

Una revelación brutal

Una novela que se presenta como uno de esos acertijos que te dejan pensando embelesado durante horas. Un escenario tan fascinante como atenazante, en medio de la fr√≠a noche en una caba√Īa perdida entre bosques milenarios de Qu√©bec.

Sabemos que dos eran las personas que compart√≠an una aquietada velada entre conversaciones que derivan en confesiones, leyendas y finalmente en sangre. ¬Ņviejas deudas de honor de lugare√Īos? ¬ŅUna extra√Īa posesi√≥n mal√©fica desde las profundidades del bosque?

Al amanecer la sangre lo salpica todo y desde Montreal es requerido el inspector Gamache para que trate de descifrar aquella atroz muerte que ha conmovido a todo un pueblo entregado a esa rutina destilada con la tranquilidad de los pueblos de monta√Īa.

La autora maneja con maestría esas contradicciones propias de lo bucólico. Los escenarios que parecen hacernos llegar su oxígeno puro y la hospitalidad de sus gentes que nos permiten entrar en sus casas también despiertan sombras, dudas y vagas certidumbres de que cualquiera de aquellas miradas de los habitantes de Three Pines esconde a duras penas, secretos que pueden culminar en muerte.

En algunos pueblos remotos el tiempo parece detenerse. Pero en ocasiones es tan solo la calma chicha, el preludio de las tormentas que permanecen agazapadas al otro lado de los picos de sus monta√Īas.

Una revelación brutal

Otros libros interesanes de Louise Penny…

El reino de los ciegos

Nada mejor que un buen cebo para iniciar la partida. No hace falta ni tan siquiera un gancho para hacer m√°s irresistible el asunto. Porque conociendo a Armand Gamache todos sabemos que nuestro amigo va a entrar al trapo de cualquier propuesta misteriosa. Para eso llevamos ya 13 entregas tras sus venturas y desventuras. La cuesti√≥n es que no solo nosotros lo seguimos… Personajes de ese otro lado de la ficci√≥n, de su espectro m√°s oscuro, tambi√©n se acercan a Armand para intentar sorprenderlo, desconcertarlo y quien sabe si, incluso, ganar la partida y pasar ellos a ser los protagonistas de esta historia.

Cuando llega una peculiar carta invitando a Armand Gamache a una granja abandonada, el ex jefe de la S√Ľrete du Qu√©bec descubre que una completa desconocida lo ha nombrado uno de los albaceas de su testamento. Sorprendido pero picado por la curiosidad, Gamache acepta y pronto descubre que los otros dos albaceas son Myrna Landers, la librera de Three Pines, y un joven constructor.

Ninguno de los tres conoc√≠a a la anciana. Intrigados, aceptan el papel y descubren cl√°usulas tan ins√≥litas que dudan de la salud mental de la difunta. A no ser que, por el contrario, estuviera especialmente l√ļcida y fuera consciente del peligro que se cern√≠a sobre sus herederos.

El reino de los ciegos

Un bello misterio

Con sus reminiscencias a ¬ęEl nombre de la rosa¬ę, en cuyo potente imaginario suele reflejarse cualquier historia que suceda muros adentro de un convento, la autora nos ofrece una gran novela de misterio.

Las voces de los monjes del monasterio canadiense de Saint-Gilbert-Entre-les-Loups parecen conservar ecos perpetuos entre sus muros. O así lo notan los inspectores Gamache y Jean-Guy Beauvoir, encargados de deshacer la madeja que se inicia en la muerte del hermano Mathieu.

Ambos investigadores tienen claro que las pulsiones m√°s oscuras del ser humano no son ajenas a nadie, ni tan siquiera a aquellos hombre entregados al recogimiento espiritual. Encerrados y alejados del mundo, los monjes ocupan su tiempo en la subsistencia, en las plegarias y en esos cantos llamados el bello misterio.

Pero ha saltado por los aires hasta culminar en el golpe brutal sobre el cráneo del hermano fallecido. En un aspecio completamente nuevo para Gamache, entre pasillos oscuros y limitado para interactuar abiertamente con los monjes, nuestro viejo amigo el inspector tendrá que reinventarse para poder acabar deduciendo los motivos para semejante ajusticiamiento, antes de que la tensión acumulada salte por los aires hacia una deriva propia de una ocupación de ese santo lugar por el demonio.

Un bello misterio

Una ofensa mortal

A todo investigador de series de suspense le llega siempre su momento fatal en el que el asunto se vuelve contra √©l. Y entonces la trama cobra una doble vertiente. Por un lado toca huir…, con todo lo que el protagonista haya aprendido de sus criminales a los que dio caza. Por otro queda averiguar sin apenas recursos lo que ha pasado para encontrarse en esa situaci√≥n…

El antiguo inspector jefe Armand Gamache se ha pasado toda su carrera cazando asesinos y luchando contra la corrupci√≥n. Ahora, como nuevo comandante de la academia de la S√Ľret√©, tiene la oportunidad de combatir las corruptelas y la brutalidad que se ha extendido como una plaga por este cuerpo policial. Sin embargo, tras encontrar asesinado a un antiguo colega y profesor de la academia, junto a un misterioso mapa de Three Pines, Gamache se ve ante una tarea a√ļn m√°s dura.

Cuando la sospecha recae sobre el propio Gamache y su posible implicaci√≥n en el crimen, la fren√©tica b√ļsqueda de respuestas lleva la investigaci√≥n hasta el pueblo de Three Pines, donde est√° a punto de desvelarse una serie de secretos devastadores…

Casas de cristal

La decimotercera entrega de la serie Inspector Armand Gamache tiene ese no s√© qu√© de desafiar a un n√ļmero tan vinculado con la mala suerte en la parte occidental del mundo. Aunque, visto de otra forma, precisamente abordamos una trama cargada de infortunio desde la m√°s inquietante aparici√≥n. Pasen y disfruten de una de los m√°s escalofriantes casos para el bueno de Gamache…

Cuando una figura misteriosa aparece en Three Pines un fr√≠o d√≠a de noviembre, lo primero que sienten Armand Gamache y el resto de los vecinos es curiosidad. Luego, recelo. El reci√©n nombrado comisario de la S√Ľret√© de Qu√©bec sospecha que la criatura tiene ra√≠ces profundas y oscuras intenciones. Sin embargo, conf√≠a en que sus temores crecientes no se hagan realidad. Unos d√≠as m√°s tarde, la triste figura se ha evaporado y se halla un cad√°ver en la iglesia…

Alternando los rápidos intercambios de una sala de audiencia del tribunal con los sucesos que se han desarrollado en Three Pines, Louise Penny teje en Casas de cristal un brillante juego de elipses, de claroscuros y un relato de considerable profundidad psicológica. Una gran obra de una gran creadora.

Casas de cristal
5/5 - (7 votos)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.