Los 3 mejores libros de Lara Moreno

En ciertos autores uno descubre la envidiable virtud del dominio absoluto del lenguaje. Y eso no es otra cosa que ser capaz de transmitir nuevas ideas, inesperados conceptos, inquietantes símbolos o apabullantes imágenes. Lara Moreno lo hace juntando las palabras como combinaciones de cajas fuertes, provocando el milagroso clic final que abre de par en par nuestra imaginación.

Lara Moreno lo consigue ya desde el título de cada uno de sus libros. Cierto es que la vertiente poética de la autora siempre ayuda, pero mantener su misma magia lírica en la prosa es ya perpetración del deicidio.

Me refiero a obras como ¬ęCasi todas las tijeras¬Ľ ¬ęPiel de lobo¬Ľ o ¬ęTempestad en v√≠spera de viernes¬Ľ t√≠tulos que expresan mucho m√°s de lo que dicen. Porque seguramente nunca hab√≠an sido dicho antes, o al menos no por escrito y menos para un t√≠tulo de libro.

Casi todas las tijeras cortan o sabe Dios qué harán en sus ratos libres; la piel de lobo es la que se quita el cordero después de un brote de ira; la tempestad en víspera de viernes podría haber sido un simple jueves, pero dicho así no habría aparecido desnudado en lascivia contextual.

Y así todo, es como una autora como Lara Moreno consigue magnetizar y embaucar desde su juego con las palabras, como si fueran todas suyas. Escritora egoista que hace y deshace, compone y descompone con sus juguetes de mutables palabras en baile de carnaval.

Ante esta invitación tan solo te queda elegir por dónde empezar. Allá vamos con mis sugerencias.

Top 3 libros recomendados de Lara Moreno

Tempestad en víspera de viernes

Puede que sea la primera vez que me adentro en un libro de poesía con el fin crítico de su recomendación. Más que nada porque uno se considera el más profano de todos los ajenos a la poesía.

Pero perdiéndote en la obra de una novelista, inesperadamente descubres también esa otra vertiente y vuelves a creer en los versos, una vieja fe perdida ya en el momento en que uno mismo dejó de escribir sus propias y atrofiadas composiciones líricas juveniles, más o menos el día después de empezarlas.

Tempestad en v√≠spera de viernes re√ļne la obra hasta el momento de una de las grandes poetas espa√Īolas de la actualidad, Lara Moreno, desde su debut con La herida costumbre y los poemas incluidos en Despu√©s de la apnea hasta los de su √ļltimo poemario, Tuve una jaula, as√≠ como varias piezas in√©ditas, algunas compuestas durante la pandemia de 2020.

El conjunto es una impactante muestra de una poesía personal, pegada a lo doméstico y descarnadamente visceral, en la que Lara Moreno desnuda con ironía, ternura y calado su intimidad, sensual y dolorosamente perturbadora, la realidad cotidiana que la circunda y su condición de mujer. En este sentido, quizá no sea exagerado afirmar que Lara Moreno es a la poesía lo que Lucia Berlin al relato.

Piel de lobo

Cada cual lleva la piel que más le place sobre su piel verdadera. Se trata de vestirse para cada ocasión en lo social o hasta en lo más íntimo. Y el lobo puede vestir de cordero y el cordero de lobo. Porque de todo lo hay en los adentros de cada cual.

Superada la infancia todo es cabalgar contradicciones. Porque uno nunca se acuerda de la piel que habitó en cada momento, ni tan siquiera sabe ya la que lleva, ni por supuesto si es la mejor opción a juego con las circunstancias…

Un viejo caballito de pl√°stico blanco y azul espera a las dos hermanas cuando entran en casa del padre, un hombre solo que muri√≥ hace un a√Īo, dejando tras de s√≠ pocos recuerdos y algunas manchas de caf√© en el mantel. Sof√≠a y Rita han venido al pueblo para recoger lo poco que queda de aquellos a√Īos en que eran ni√Īas y pasaban los veranos all√≠, en el sur, cerca de la playa.

Rita, tan esbelta ella, tan hermosa, tan lista, parece dispuesta a despachar el asunto y volver a lo suyo, pero Sof√≠a sabe que esa casa ser√° el refugio donde ella y Leo, su ni√Īo de cinco a√Īos, van a instalarse para curar un desamor que la ha dejado sin fuerzas. All√≠ se quedan madre e hijo, paseando esa nueva vida por las calles donde se abren las primeras sombrillas, masticando arroz y fruta limpia, intentando imaginar un futuro que tenga sabor.

¬ŅY Rita? Rita se va pero vuelve porque hay recuerdos que queman y el rencor pide paso. Finalmente, encerradas en esa casa que parec√≠a muerta, las dos hermanas nos van a contar una historia dura, algo que nadie quer√≠a saber, un secreto del que quiz√° ser√≠a mejor olvidarse, y que solo la buena literatura sabe rescatar para que ese dolor, esa rabia y la ternura que de repente asoma sean tambi√©n nuestros.

Piel de lobo

Por si se va la luz

Esa primera novela de la poeta. Ese primer acercamiento con la bandera blanca en busca del parlamento en mitad de la batalla. Algo que, por otro lado siempre hacen los poetas más traicioneros, mientras su regimiento asalta por la retaguardia con el arsenal de todas sus imágenes y tropos que hacen explotar el fortín de la novela.

No se llevaron nada, o casi; ni siquiera el gusto por la aventura. Y cuando llegaron al pueblo, entraron en casa y se echaron encima de un colchón como si la noche no fuera a acabar nunca. Amaneció, y a la luz del sol descubrieron que había más vida allí: unas cuantas casas, unos huertos, hombres y mujeres que hablaban lo justo.

Despacio, Nadia y Mart√≠n fueron conociendo a Enrique, el due√Īo de un bar donde hab√≠a poco m√°s que libros y vino rancio, a Elena y Dami√°n, dos viejos hechos de pura piedra, y a Ivana, que un buen d√≠a apareci√≥ acompa√Īada de una ni√Īa, hija de todos y de nadie.

¬ŅQu√© sentido ten√≠a aquel viaje, y aquella gente, y aquel ir viviendo sin im√°genes, sin m√ļsica, sin mensajes que contestar y solo algo de comida y sexo para aliviar los d√≠as? Quiz√° se tratara de llegar a viejos ahora que ya no quedaba nadie en las ciudades, quiz√° buscaran una manera de ser y de hacer algo digno en ese tiempo que aun les quedaba antes de que se apagara la luz. Qui√©n sabe.

Como todos los grandes libros, Por si se va la luz no se anda con respuestas, sino con buenas preguntas. Lara Moreno es una mujer que empieza y tiempo le queda para decir lo suyo, pero con esta primera novela nos entrega ya literatura en may√ļsculas.

Por si se va la luz

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.