3 mejores libros de Beth O’Leary

Los √©xitos editoriales siempre encuentran inmediatas r√©plicas en este mundo nuestro hiperconectado. La cultura de culturas que es la globalizaci√≥n es en ocasiones buena, para que todos conozcamos de creaciones lejanas a la par que deja un agridulce sabor de uniformidad en m√ļsica o literatura.

Si Elisabet Benavent conquista el universo literario en espa√Īol con su g√©nero rom√°ntico juvenil, Beth O¬īLeary consigue el mismo efecto, poco despu√©s, con un estilo similar en fondo y forma. Y ambas pueden estar bien a tenor del √©xito ipsof√°ctico, pero quiz√°s ser√≠a m√°s enriquecedor que no se pudiera desprender causas y efectos de manera tan evidente‚Ķ

La cosa es que en el estallido de novelas superventas de este calado, r√©plicas como las de Beth O¬īLeary se empiezan a reproducir con pasmosa periodicidad. Y es que una vez que la editorial de turno descubre el fil√≥n ya sabe que tiene que apostar por la autora o autor de turno provey√©ndole de los medios que sean precisos. Nada nuevo, desde que Danielle Steel lo copara todo all√° por los a√Īos 70, abriendo un camino ya frecuentado por multitud de escritores a d√≠a de hoy.

Top 3 novelas recomendadas de Beth O¬īLeary

Piso para dos

Los romances actuales ofrecen en multitud de ocasiones una vis cómica. Cupido debe andar como loco en la vorágine vital de tantos y tantos humanos esquivos con sus flechas. Es el precio de la modernidad. Y es la magia del amor. Porque en ocasiones las flechas perdidas de Cupido acaban atravesando el corazón más insospechado, vinculando dos almas cuyos destinos, en principio, no tendrían ni tan siquiera que rozarse.

Claro est√° que en ocasiones las circunstancias son extra√Īamente propicias. Porque los personajes que nos presenta Beth O¬īLeary: Tiffy y Leon, sobrellevan las dificultades de la convivencia sin tan siquiera conocerse. Compartir un apartamento de tama√Īo m√≠nimo entre dos extra√Īos puede parecer cuanto menos inc√≥modo si no absolutamente arriesgado.

Pero si ambos llevan estilos de vida contrapuestos, con ritmos inversos en descansos y jornada de trabajo, el asunto puede asomar como una solución para los exiguos ingresos de dos almas perdidas de ciudad. El plan perfecto. Cuando uno sale la otra entra. Instantes después de que Tiffy deje la cama para salir precipitadamente a su rutina, el otro la ocupa rendido tras una noche interminable.

Pero hay ciertos dichos que apuntan a que dos que duermen en el mismo colch√≥n‚Ķ Est√° bien que no comparten momentos vitales m√°s all√° de las notas de rigor para mantener el espacio compartido en orden. Pero en el fondo, comparten los sue√Īos que flotan en el dormitorio, sue√Īos que pueden estar conspirando extra√Īamente, trazando un plan para que su encuentro f√≠sico llegue a producirse con garant√≠as de √©xito.

Solo as√≠ puede entenderse que pese a todo, Tiffy y Leon puedan disponer de una oportunidad. Toda idea arriesgada puede derivar en sorpresas. M√°s a√ļn para dos personajes peculiares como los habitantes de este peque√Īo piso. Porque el pandemonium de sus existencias, con la rocambolesca pl√©yade de actores secundarios, acaba por juntarlos a la fuerza con ese magnetismo que siempre favorece a quien arriesga. Porque m√°s que en cualquier otro √°mbito, en el amor, el que no arriesga, lo pierde todo, hasta lo mejor que podr√≠a haber conocido por casualidad.

Piso para dos, de Beth O¬īLeary

En tus zapatos

O¬īLeary es sobre todo una buena constructora de personajes. Algo esencial para que cualquier trama de r√°pida empat√≠a juvenil funcione. La naturalidad de la escritora que hace dialogar a sus personajes como si ella misma estuviera por ah√≠, sin sobreactuaciones ni extra√Īos gui√Īos a la c√°mara (o m√°s bien al lector). Gracias a esa naturalidad una historia que podr√≠a despertar recelos o apuntar a estridencias acaba siendo una buena trama intergeneracional.

Leena Cotton es infalible, pero ha metido la pata. Sus jefes le ordenan tomarse dos meses de vacaciones y, agotada, decide escapar de la humeante Londres. Eileen Cotton es imparable, pero acaba de quedarse soltera a sus setenta y nueve a√Īos y no hay (a primera vista) ning√ļn soltero adecuado para ella en Hamleigh, su peque√Īo pueblo.

Al enterarse del problema de su abuela, Leena propone una solución drástica: durante ocho semanas, Eileen se irá a Londres a buscar el amor mientras ella se ocupa de todo en Hamleigh y aprovecha para desconectar. Sin embargo, Leena se las tendrá que ver con marabuntas de pensionistas y el insoportable (pero muy atractivo) profesor del pueblo; y tal vez las webs de citas y los hípsters londinenses puedan con Eileen. Las Cotton están a punto de descubrir que vivir la vida de otra persona no es tan sencillo como creían…, pero quizá sea justo lo que necesitan.

En tus zapatos

The Road Trip

El viejo dilema del porqu√© ocurren las cosas que ocurren. Si todo est√° predestinado para que triunfe el amor o confabulado para que nos alcance el desastre, entonces nada tendr√≠a sentido. No podr√≠a importunarnos un incidente al volante o cualquier otro contratiempo. Solo que quiz√°s la voluntad sea capaz de ir reescribi√©ndolo todo. Solo bajo esa percepci√≥n el mundo vuelve a cobrar sentido, tambi√©n en una historia de amor donde parece que el empe√Īo de una parte es huir de la mejor oportunidad que se le pueda ofrecer.

Addie y su hermana est√°n a punto de embarcarse en un viaje √©pico a la boda de una amiga en la Escocia rural. La lista de reproducci√≥n est√° toda planeada y todos los pormenores dispuestos. Pero, poco despu√©s de partir, un autom√≥vil choca contra el de ellos. El conductor no es otro que el ex de Addie, Dylan, a quien ha evitado desde su traum√°tica ruptura dos a√Īos antes.

Dylan y su mejor amigo tambi√©n se dirigen a la boda, y han destrozado su autom√≥vil en el choque, por lo que Addie no tiene m√°s remedio que ofrecerse para llevarlos. El auto pronto estar√° repleto de equipaje y secretos, y con cuatrocientas millas por delante de ellos, Dylan y Addie no pueden evitar enfrentarse a la desordenada historia de su relaci√≥n ¬ŅLlegar√°n a la boda a tiempo? Y, lo que es m√°s importante, ¬Ņes este realmente el final del camino para Addie y Dylan?

The Road Trip

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.