3 mejores libros de Cristina Fallarás

Como una especie de vocación cronística o acaso desde la deformación profesional, el género negro es uno de los escenarios narrativos más habituales en el que irrumpen con fuerza destacados periodistas actuales reconvertidos en escritores de ficción. Quizás sea por su condición de espejo donde poder contemplar, sin la crudeza de lo cierto, esa realidad no pocas veces sórdida y hasta criminal.

Es el caso, aunque no como constante argumental, de Cristina Fallarás. Como también ocurre con otros periodistas como Carmen Chaparro, con la que comparte esa visión intrahistórica de los sucesos que ensombrecen nuestra realidad.

El tratamiento de esa oscuridad de donde salen las tramas de este tipo de novelas adquiere, en el caso de Cristina Fallarás, un trasfondo muy completo. Un contexto policromático que multiplica el foco hacia la repercusión sociológica, hacia el imaginario de lo ominoso que siempre acompaña cada época.

Hasta llegar en alguna ocasión a lo distópico, a la visión del lugar al que puede conducirnos esa suerte de perversión del humanismo, mezcla de alienación generalizada, hartazgo y despiadado individualismo. Quizás sean solo cosas mías, pero en ocasiones uno lee más allá del mero argumento de una novela negra para apuntar a todas estas consideraciones…

Top 3 novelas recomendadas de Cristina Fallarás

Últimos días en el Puesto del Este

Todo es susceptible de acabar perdiendo su sentido original en manos de la ideología. Desde el comunismo que clama por una igualdad casi manada de un mínimo mandato religioso hasta las bondades de un libre mercado capaz de premiar al emprendedor y castigar al inactivo.

Lo distópico asoma desde el momento en que la voluntad humana es capaz de revestirlo todo de justificación maquiavélica. Polarizarse es tan fácil como tener algo que esconder, un descorazonador miedo o un arraigado odio…

Una mujer, la Polaca, sitiada con sus hijos y un pequeño grupo de resistentes. Su compañero, el Capitán, ha partido por vituallas y aguardan su regreso, cada vez con menos esperanzas. Los fundamentalistas —no sabemos exactamente quiénes son, aunque sí sabemos lo que son— han despedazado el mundo que conocemos y rodean la casa.

Permanece cerrada, pero los sitiados pueden oír afuera la amenaza, los gritos en la noche, las uñas de los perros, los sacrificios. Mientras espera el desenlace ella construye con su voz un relato de amor desesperado, de rabia y de muerte. Con un lenguaje, duro y febril, Últimos días en el Puesto del Este resulta un retrato poderosamente lírico de nuestros días, una metáfora de la hecatombe que la crisis ha instalado entre nuestras certezas.

clic libro

Honrarás a tu padre y a tu madre

Que son los recuerdos sino parte de nuestra novela. Hacer biografía es el arte de ensalzar y de encubrir. Porque siempre quedan cosas en el tintero; incluso en el más comprometido de los narradores siempre habrá escenas que jamás ocurrieron o motivos que nunca se confesarán.

Aún así el relato de una vida es magia y la intención abiertamente novelada de escribir sobre uno mismo es un glorioso reconocimiento de esa idealización de nuestro tiempo.

La protagonista de este libro, que no por casualidad se llama como la autora, emprende un viaje (físico e íntimo) en busca de los secretos del pasado familiar y de su propia identidad.

La búsqueda llevará a Cristina a tirar del hilo de las historias de varias generaciones, a descubrir desapariciones, huidas y muertes, heridas que nunca cicatrizaron. Uno de los mayores silencios que la rodean es el que atañe a algunos hechos sucedidos durante la Guerra Civil: un fusilamiento en Zaragoza, alguien que murió en lugar de otro, un alférez de origen mexicano que presenció ese acto bárbaro, dos personas de bandos contrarios que acabaron unidas en la posguerra… Pero esta inmersión en los secretos familiares va mucho más lejos y lleva a otros periodos, a los años veinte, a la guerra de África, a México, a líos de faldas, a niños que fueron criados en un internado…

Este libro singularísimo y fascinante está escrito a caballo entre la crónica y la novela, de modo que la ficción ayuda a iluminar, a desvelar aquellas zonas de sombra hasta las que la protagonista no logra acceder a través de sus indagaciones, de los documentos escritos que descubre y los testimonios que logra escuchar.

Fallarás nos propone una narración que va más allá de los trillados tópicos sobre la Guerra Civil y que, a través de las pequeñas historias, retrata la evolución política y sociológica de un país. Esta es una novela que contiene muchas novelas, una saga familiar sobre hechos reales que parecen dignos de una ficción y una indagación en la que la ficción ayuda a explicar la realidad. Una obra que habla de traiciones, desengaños y violencia, pero también de bondad, resistencia y esperanza.

clic libro

El evangelio según María Magdalena

Seguramente no sería la intención inicial de ese machismo atávico que habita sobremanera en las instituciones más ancestrales. Y sin embargo hoy resulta que el empeño por dibujar a la mujer como algo siempre subversivo, pecamitoso, perdonado una y otra vez por la magnánima masculinidad, convierte lo femenino en la constante vanguardia de cada época.

Lo femenino como la necesaria lucha que marcó los cambios más relevantes de la evolución moral en primera instancia y de todo lo demás consecuentemente. Vamos allá con María Magdalena, prostituta y santa…

«Yo María, hija de Magdala, llamada «la Magdalena», he llegado a esa edad en la que ya no temo al pudor. Yo, María Magdalena, aún conservo la furia que me enfrentó y me enfrenta a la idiotez, a la violencia y al hierro que imponen los hombres sobre los hombres, los hombres contra las mujeres.

Dejo constancia aquí de los extraordinarios sucesos de los que fui testigo. Mi decisión es firme. Yo conocí al Nazareno. Fui la única que jamás se separó de su lado. No es vanidad. Es así. Me siento a relatar todo esto para que se comprenda su final y borrar tanta mentira. Nada será narrado en vano.»»

Cristina Fallarás escribe en estas páginas el Evangelio según María Magdalena. Es el retrato feminista, valiente y sensual de una mujer libre, cuyo papel en la fundación del cristianismo ha sido borrada por la Iglesia. Es hora de combatir la versión del patriarcado, porque su montaje ha resultado devastador. Con la voz de la Magdalena todo se comprende. ¿Quién multiplicó los panes y los peces? ¿Existen los milagros?

clic libro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.