3 mejores libros de Ramón J. Sender

Mi primer contacto con Ramón J. Sender fue, como en tantos otros casos para infinidad de autores, por medio de esa biblioteca mágica de casa de mis padres.

Uno de esos días en los que me detenía frente a ella e iba viendo títulos, me fijé en El bandido adolescente, y sin más empecé a leer. La trama versaba sobre la vida y obra de Billy el niño y su antagonista Patt Garret, en esa extraña dicotomía entre el bien y el mal que en algunos casos te alinea del lado del mal. Billy el niño era un asesino, pero con ese mito sobre sus espaldas que lo acababa convirtiendo en ídolo al paso del tiempo.

Reconozco que empezar con una obra probablemente menor del gran Ramón J. Sender puede sonar inapropiado a los admiradores del autor, pero así son las cosas. Las viviencias marcan.

Terminé de leer ese libro y, sin el Internet actual indagué sobre el autor. ¡Pues no era de Huesca y vivió en Tauste siendo yo de Ejea! Me resultó fascinante y seguí poco a poco su pista con otras obras de mayor enjundia, descubriendo a un autor apabullante en su producción literaria y en su calidad.

3 novelas recomendadas de Ramón J. Sender

El bandido adolescente

Lo siento, tengo que poner esta joya de lo personal en primer lugar. Por lo demás el argumento básico sobre la vida de Billy el Niño ya se conoce a grandes rasgos, pero lo importante es cómo lo refleja cada autor. En el caso de Ramón J. Sender acabó trazando todo un ensayo sobre las imprevisibles ansias vitales de la juventud, todo disfrazado de novela.

Resumen: Es la historia de William H. Boney, alias Billy el Niño, ese personaje legendario que se inició en la delicuencia recién salido de la niñez y que murió acribillado por las balas a la temprana edad de veintidós años.

Frío, dotado de un valor rayano en la inconscencia, cruel y despiadado con sus enemigos, pero amigo leal de sus amigos, el pistolero de ‘ mejillas como las de una niña’ era a un tiempo primitivo y complejo, y su cáracter una amalgama de hombría brutal, salvajismo asesino, pasiones aborrascadas y una rara entrega.

Clic libro

En la vida de Ignacio Morel

En ocasiones la literatura tiene propósitos. En el caso de Ramón J. Sender más todavía. No se trata de adoctrinar sino de acompañar con impresiones propias. De nuevo la juventud y el descubrimiento, el compromiso y la sinceridad con uno mismo.

Una novela de gran viveza y una “profundidad cotidiana” fascinante. Ignacio Morel se dispone a conocer la más intensa aventura llena de engimas y sorpresas: la propia vida.

Resumen: Es una novela que ofrece a los jóvenes preocupados por la experimentación y la novedad ejemplos orientadores. Pero ante todo es una novela fascinante.

La acción sucede en las afueras de París y en el radio vital de un joven profesor de Liceo. El autor nos dice, a través de la experiencia de Ignacio Morel, que el arte y la verdad pueden y deben ir juntos.

La mujer es para Morel, como para todos los hombres, una experiencia decisiva. Marcelle, la protagonista, es una de tantas mujeres que hallamos a cada paso en las ciudades, pero sus relaciones con Ignacio son de un género no planteado antes en novela alguna.

Sender ha dicho en ocasiones que la misión del novelista consiste en hacer verosímil la realidad, y esta vez lo consigue con la difícil sencillez a que nos tiene acostumbrados. Varios aspectos destacan en esta novela: su original composición, su abundante observación psicológica y su enorme proyección poética.

Clic libro

Requiem por un campesino español

Debe resultar tentador pensar en estirar una buena historia que te ha quedado más bien novela corta. Pero cuando una obra queda completamente redonda, ni 20 ni 800 páginas, hay que dejarla como está.

Eso es lo que pasó con esta novela corta de aspiraciones universales. La vida y la muerte, y el valle de lágrimas donde todos andamos desorientados. Una novela corta que me recuerda, y mucho a Crónica de una muerte anunciada, a la que pondría a su misma altura.

Resumen: Mosén Millán se dispone a ofrecer una misa en sufragio del alma de un joven a quien había querido en vida como a un hijo. Mientras aguarda a los asistentes, el cura reconstruye los hechos.

El relato es de una perfecta sobriedad y de una sencillez profunda y estremecedora. La narración sobrecoge por su ajustado realismo, por la eficacia de sus símbolos y por el profundo conocimiento de los mecanismos de la conciencia, que se nos presenta a través de la evocación del sacerdote.

Sin lugar a dudas, Réquiem por un campesino español es una de las mejores obras de Ramón J. Sender y un libro definitivo sobre nuestra guerra civil, alejado de cualquier intención panfletaria.

Clic libro

Sobre esta última novela, hay un volumen muy interesante: Las novelas de los perdedores. Lo compone como digo: Requiem por un campesino español, Imán, y Mr. Witt en el Cantó:

Clic libro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.