3 mejores libros de José Ovejero

Literato multidisciplinar, capaz de trasegar de un género literario a otro, cómodo en toda faceta creadora que suponga adentrarse en prosas o versos que para él simplemente se esconden bajo las hojas en blanco, como le ocurría a Miguel Ángel con el marmol bajo el que habitaba su David.

Me refiero a José Ovejero el poeta-ensayista-novelista-dramaturgo y cuentista. Un autor que demuestra que para escribir hay que tener siempre algo que contar; y si ya manejas cualquier herramienta para poder hacerlo, mejor que mejor.

De cualquier forma, el ámbito fundamental por el que lo traigo a este blog es su faceta novelística, allí donde encontramos a un autor que profundiza sobre la vida actual, sobre la alienación enmascarada entre la felicidad impuesta y esa extraña amalgama de recuerdos, paraísos perdidos y la vaga esperanza por volver a encontrarlos.

Una esperanza que, pese a su vaguedad, termina moviéndo a los personajes de sus novelas hacia causas perdidas o pequeñas afrentas que acaban mutando hacia fundamentos vitales y reconduciendo sus historias hacia el brillo de lo anecdótico, lo fundamental de la casualidad y la fugacidad de todo.

Top 3 novelas recomendadas de José Ovejero

La invención del amor

Samuel podríamos ser cualquiera de nosotros asomados a la crisis de los cuarenta, si es que existe tal crisis y si es que no puede sobrevenir a cualquier otra edad.

La cuestión es que Samuel es un tipo asentado en la vida, con sus rutinas, sus amoríos, sus responsabilidades, sus amigos y… su vacío.

Porque ya es sabido que en ocasiones nos llenamos de cosas que solo acaban llenando como piedras en un bote de cristal, hasta que llega el dia en el que Samuel se detiene a mirar tras su cristal para descubrir los grandes huecos. Y claro, nada mejor que construir una farsa aprovechando un viento favorable para moverlo hacia sabe Dios que nueva singladura.

Una vieja amante que no la fue y que ahora está muerta, una apenada hermana que encuentra en el que supone que amó a su hermana un apoyo para su particular tragedia.

Una vida oficial de Samuel que poco a poco entra en recesión y una madre con demencia a la que le acaba contando sus miserable última farsa.Solo que ella, Carina, la hermana de Clara, ha pasado a ocupar un extraño lugar en medio de su histriónica representación.

Y Samuel ya no sabe si puede salir de la escena haciendo mutis por el foro o si asumir que puede ser capaz de escribir un libreto distinto bajo una nueva banda sonora de su alma cansada.

CLIC LIBRO

Las vidas ajenas

Una de esas novelas que no por inesperadas resulta sorprendente. El género negro, ese gran imán que atrae a multitud de autores en busca del éxito comercial, se convierte en manos de Ovejero en una excusa para transitar espacios más intimos en las motivaciones del mal.

Bajo la aparente superficialidad y cinismo de Lebeaux, habitual empresario en B y muy amigo de los hombres de paja con los que proteger sus inversiones más ilícitas, descubrimos a un extraño hombre poderoso venido a menos al descubrir alargadas  sombras familiares.

A sus manos llega una fotografía comprometedora sobre los más ominosos negocios familiares en el Congo belga. Los chantajistas que se la hacen llegar esperan su dinero.

Pero desde ese momento no se despliega una novela negra al uso. Desde una Bruselas que bien conoce el autor se traza un mapa humano sobre los negocios, la corrupción y la extraña sensación de descontrol que puede gobernar a un tipo que se pensaba a salvo de todo.

CLIC LIBRO

Escritores delincuentes

La Historia está plagada de escritores significados por muchos otros aspectos anómalos más allá de su destacada creación. Y si no es así, las biografías oficiales se ocuparán de ensalzar lo anecdótico hasta elevarlo a otra categoría más trascendental.

La cuestión es que Ovejero traza una diagonal en la Historia de la Literatura.En su particular linea, Ovejero enlaza a muchos autores que vivieron pesarosas o extrañas circunstancias que, además, necesariamente se reflejaron en su obra.

Lo extraño, lo diferente entre la supuesta normalidad ofrece mucho más argumento literario.

Y en esas anduvieron Mutis, Burroughs u otros. Quizás buscaban argumentos sobre los que escribir o tal vez sus demonios literarios saltaron a la escena de la realidad…

CLIC LIBRO