Los 3 mejores libros de Friedrich D√ľrrenmatt

Curiosamente uno de los pocos baluartes del g√©nero negro en Suiza, cuando lo polic√≠aco empezaba a desbordarse hacia otro tipo de tramas de componente m√°s oscuro all√° por la median√≠a del siglo XX, acab√≥ siendo un D√ľrrenmatt que tan pronto pintaba como que escrib√≠a guiones de teatro o para la radio. Aun as√≠ le daba tiempo para enfocar su vertiente novel√≠stica hacia ese tipo de historias que nada ten√≠an que ver con sus otros desempe√Īos creativos.

Este hombre orquesta dej√≥ un poso de vanguardia en eso de narrar las inquietantes aventuras y desventuras de polic√≠as o investigadores a cargo de desentra√Īar cr√≠menes por doquier. Y en su b√ļsqueda de sorprender en lo argumental, D√ľrrenmatt encontr√≥ una curiosa simbiosis entre el polic√≠aco cl√°sico y el suspense.

Porque en sus tramas abordaba el planteamiento habitual deductivo con una introducci√≥n en la psique del criminal. Historias que suger√≠an pero que tambi√©n nos adentraban en los motivos para matar, en la frialdad del asesino de turno o en la pujanza de las pasiones capaces de todo…

Con especial protagonismo para su comisario B√§rlach, todo lo que ocurre en las novelas de este genio sucede entre la improvisaci√≥n del mal o la alevos√≠a m√°s perversa…

Top 3 novelas recomendadas de Friedrich D√ľrrenmatt

La sospecha

En cierta forma la vertiente dramat√ļrgica de D√ľrrenmatt tambi√©n se despliega sobre novelas como esta. Las casualidades, el azar, el destino. La vida como un gui√≥n donde las escenas se nos vienen encima con brillante efecto de tramoyismo, hasta que el tel√≥n termina por caer, haya o no aplausos en ese paso por escena de todo habitante de este mundo…

Tras una delicada operaci√≥n quir√ļrgica, que tal vez le alargue un poco m√°s la vida, el comisario B√§rlach, en su lecho de hospital, lee, curiosa y simb√≥licamente, un ejemplar de la revista Life. Una fotograf√≠a all√≠ publicada despierta en el m√©dico que acaba de operarle la sospecha de que el tristemente c√©lebre doctor Nehle, que practicaba operaciones sin anestesia en el campo de concentraci√≥n de Stutthof, podr√≠a ser el actual director de una cl√≠nica privada suiza.

A partir de ese momento, Bärlach emprende una arriesgada investigación que le conducirá, a través de una alucinante trayectoria poblada de monstruos, a un desenlace que él jamás pudo imaginar.

La sospecha

Justicia

Nada m√°s desconcertante que un asesino improvisado. Porque en el fondo, no lo es. La animadversi√≥n se rumia como una amarga consecuencia de algo. En esta novela es tan relevante el modus operandi como el motivo √ļltimo que puede llevar al homicidio como respuesta frente a un miedo o un odio anquilosado en el alma como un tumor.

Mientras acompa√Īa al aeropuerto a un ministro ingl√©s, el consejero cantonal Isaak Kohler detiene el coche oficial frente a un restaurante, baja, atraviesa la sala llena y, de un tiro, mata al profesor Winter, un aburrido humanista. Despu√©s, Kohler no s√≥lo no huye, sino que esa noche acude a un concierto donde al fin es detenido. Pese a que lo condenan a veinte a√Īos de prisi√≥n, el maquiav√©lico Kohler pretende demostrar que √©l no es culpable.

El juez y su verdugo

El rol del juez como defensa √ļltima de la justicia. La posibilidad de que la conciencia pueda acabar siendo presa de las tentaciones. Nadie vigila a los vigilantes de la misma forma que los jueces pueden creer que nadie los juzga…

Cuando el teniente de polic√≠a Schmied aparece muerto en su coche, en una peque√Īa carretera de monta√Īa muy cerca de Berna, la investigaci√≥n recae en el comisario Hans B√§rlach, quien est√° a punto de jubilarse y no pasa precisamente por su mejor momento. Con apat√≠a (¬Ņo es tal vez serenidad?) y malhumor (quiz√° debido a unos agudos dolores de est√≥mago que no presagian nada bueno), pero con tes√≥n, B√§rlach empieza a desentra√Īar el caso con la ayuda de otro agente. Lo cierto es que cuentan con muy pocas pistas. Pronto el juez instructor, Lucius Lutz, viejo conocido del comisario, lo apremia para que capture al asesino.

El juez y su verdugo
Valorar post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.